lunes, 2 de abril de 2018

514 citas contra la democracia

514 Citas contra la democracia

1. «¡Insensatos quienes creen que el todo vale más que una parte suya!». Hesíodo

2. «La peor forma de desigualdad es tratar de hacer que las cosas desiguales sean iguales». Aristóteles

3. «Aquellos que tienen la virtud siempre en sus bocas, y son negligentes al practicarla, son como un arpa, que emite un sonido agradable para otros, mientras que en sí misma es insensible a la música». Diógenes Laercio

4. «El gobernante absoluto puede llegar a ser un Nerón, pero también puede ser un Tito o un Marco Aurelio; el pueblo frecuentemente es Nerón, pero nunca Marco Aurelio». Antoine de Rivarol

5. «¡La libertad del pueblo no es mi libertad!». Max Stirner

6. «La democracia es la forma de gobierno más vil». James Madison

7. «El mal del que está impregnada la democracia es la tiranía de la mayoría, o más bien de aquél partido no siempre mayoritario, que triunfa por la fuerza o el fraude al momento de las elecciones». Lord Acton

8. «La voz de la mayoría no es prueba de justicia». Friedrich Schiller

9. «La democracia es maligna, la democracia es muerte». Charles Maurras

10. «Bajo democracia, un partido siempre dedica sus principales energías a intentar probar que el otro partido no está preparado para gobernar, ambos comúnmente lo logran, y están en lo correcto». H. L. Mencken

11. «La democracia no tiene nada que ver con la libertad. La democracia es una variable suave de comunismo, y raramente en la historia de las ideas ha sido tomada de manera diferente». Hans-Herman Hoppe

12. «La democracia es como un barco que en lugar de ser capitaneado por manos expertas lo es por un monstruoso tumulto de manos torpes e ingenuas». Sócrates

13. «Todo intento de realizar políticamente un sistema ideológico lleva en su interior el germen del totalitarismo, es decir, que la determinación de la pluralidad a partir de un solo punto de vista que se impone por todos los medios posibles encierra un carácter totalitario». Jean-Francois Lyotard

14. «La democracia son dos lobos y un cordero votando para decidir qué se va a cenar; mientras que la libertad es el cordero, bien armado, impugnando la votación». Benjamín Franklin

15. «Aquellos que renunciarían a una libertad esencial, para comprar un poco de seguridad momentánea, no merecen; ni libertad, ni seguridad, y acabarán perdiendo ambas». Benjamín Franklin

16. «Es imposible que, al mismo tiempo y bajo una misma relación, se dé y no se dé en un mismo sujeto, un mismo atributo»: Principio aristotélico de no contradicción. Por este principio elemental el Pueblo no puede ser simultáneamente gobernado y gobernante». J. M. Mora

17. «El enemigo más peligroso de la razón y de la libertad de nuestra sociedad es el Sufragio Universal». H. J. Ibsen

18. «La democracia no es más que un poder arbitrario constitucional que ha sustituido a otro poder arbitrario constitucional». Pierre Joseph Proudhon

19. «La democracia es una farsa de la que se ha servido la masonería, para hacer creer a una mayoría confundida y desorientada que se está haciendo su voluntad y que ésta es forzosamente buena. Lo real es que los principios de la democracia liberal son falsos e inaplicables en sí mismos». Carlos Abascal

20. «La democracia es el camino que han escogido las fuerzas internacionales de la subversión para alcanzar el poder omnímodo con la instauración del comunismo, que es precisamente la contra-iglesia». Carlos Abascal

21. «La democracia es un instrumento de coacción que enfrenta la libertad de ser del hombre con el derecho de voto, es decir, con el derecho de exclusión. Es un medio utilizado por el poder hegemónico mediante el que se pretende laminar cualquier intento de liberación encabezado por un líder, so pretexto de que esa libertad individual se contrapone a una supuesta libertad colectiva de una mayoría democrática a elegir quién es líder o no; quien puede ser o no ser». J. M. Mora

22. «Sobre el concepto de Democracia Real defendido recientemente, clarificar que se trata de la idea marxista de democracia en la que sus principales ideólogos defienden que la democracia sólo es posible en una sociedad sin diferencia de clases, es decir, en una sociedad comunista. Socialismo y democracia, es por tanto una unidad en el pensamiento marxista». Friedrich Engels

23. «El presunto igualitarismo y universalidad que toda cultura normativa cree poseer, puede conllevar a que bajo su nombre se justifiquen acciones políticas que bajo otro contexto no lo estarían». Gustavo Bueno

24. «Democracia y comunismo es lo mismo, ambas ideologías siempre han generado miseria, esclavitud y genocidio allí donde se han aplicado, y cuanto más ideal se presenten en sus formas; más miseria, esclavitud y genocidio generarán. Son ideologías de carácter desviado que sólo pretenden la consecución del poder en beneficio del gobernante». J. M. Mora

25. «La subversión comunista: ¿por qué nadie ha de tener más que tú? La demócrata: ¿por qué nadie ha de gobernarte? Ambas pretenden el caos para alzar una jerarquía más opresora aún». J. M. Mora

26. «Si la democracia fuese una pocilga, los dirigentes serían los cerdos, el pueblo: el fango». J. M. Mora

27. «Elegir significa escoger: del latín; ex y colligeri, es decir, tomar y dejar fuera. El Proceso Electoral, bien podría llamarse Proceso de Exclusión. Ambas acciones son simultáneas e indisociables». J. M. Mora

28. «La Exclusión no debe ser un Derecho. Por lo tanto, el Derecho de Sufragio no debe existir. Es inhumano». J. M. Mora

29. «La mayor victoria electoral de la Historia fue aquella en la que se prometió liquidar a los partidos políticos, es decir, extinguir el sufragio universal». J. M. Mora

30. «El mejor argumento en contra de la democracia es una conversación de cinco minutos con el votante medio». Winston Churchill

31. «La democracia constituye necesariamente un despotismo, por cuanto establece un poder ejecutivo contrario a la voluntad general. Siendo posible que todos decidan contra uno cuya opinión pueda diferir, la voluntad de todos no es por tanto la de todos, lo cual es contradictorio y opuesto a la libertad». Immanuel Kant

32. «La democracia no es más que el gobierno de las masas, donde un 51% de la gente puede lanzar por la borda los derechos del otro 49%». Thomas Jefferson

33. «La mayoría no sólo representa siempre la ignorancia, sino también la cobardía. Y del mismo modo que de 100 cabezas huecas no se hace un sabio, de 100 cobardes no surge nunca una heroica decisión». Adolf Hitler

34. «En una democracia, la mayoría de los ciudadanos es capaz de ejercer la más cruel represión contra la minoría». Edmund Burke

35. «Un idiota es un idiota. Dos idiotas, son dos idiotas. Diez mil idiotas son un partido político». Franz Kafka

36. «El odio dirigido contra la gente de color aquí en St. Louis siempre me ha dado un sentimiento de tristeza… ¿Cómo se puede esperar que el mundo crea en ti y respete tu predicación de la democracia cuando usted trata a sus hermanos de color como lo hace?». Josephine Baker

37. «Un político divide la humanidad en dos clases: los instrumentos y los enemigos». Friedrich Nietzsche

38. «A veces la gente no quiere escuchar la verdad porque no quiere que sus ilusiones se vean destruidas». Friedrich Nietzsche

39. «La rebelión contra los tiranos es obediencia a Dios». Benjamín Franklin

40. «Hay un solo derecho en el mundo, y este derecho está en la propia fuerza de uno». Adolf Hitler

41. «Cuanto más democrática se vuelve una democracia, más tiende a ser gobernada por plebe, degenerando en oclocracia». Aristóteles

42. «No deja de ser una gran confusión y temeridad querer igualar a todos aquellos a quien la misma naturaleza o una virtud superior han hecho desiguales». Juan de Mariana

43. «La manipulación mediática hace más daño que la bomba atómica, porque destruye los cerebros». Noam Chomsky

44. «Ante Dios y el mundo, el más fuerte tiene el derecho de hacer prevalecer su voluntad». Adolf Hitler

45. «Democracia: es una superstición muy difundida, un abuso de la estadística. Y además no creo que tenga ningún valor. ¿Usted cree que para resolver un problema matemático o estético hay que consultar a la mayoría de la gente?». Jorge Luís Borges

46. «Cuidado de la democracia. La democracia, como democracia, es decir, estricta y exclusivamente como norma del derecho político, parece cosa óptima. Pero la democracia exasperada y fuera de sí, la democracia en religión o en arte, la democracia en el pensamiento y en el gesto, la democracia en el corazón y en la costumbre es el más peligroso morbo que puede padecer una sociedad». José Ortega y Gasset

47. «Si hubiera una nación de dioses, éstos se gobernarían democráticamente; pero un gobierno tan perfecto no es adecuado para los hombres». Jean Jacques Rousseau 

48. «La democracia es una creencia patética en la sabiduría colectiva de la ignorancia individual». Henry-Louis Mencken

49. «¡Como intelectuales que os suponéis, ¿qué hacéis defendiendo que la democracia es la solución final, indiscutible e imperecedera? Pensadlo objetivamente y si tenéis autoestima comprenderéis que no sois intelectuales, sino parlanchines!». J. M. Mora

50. «Por encima de cualquier otra consideración, la democracia, es el derecho de exclusión. Es decir, el derecho que creemos tener a excluir de la sociedad aquello que no nos gusta. La democracia es por tanto puro totalitarismo y su expresión durante un tiempo prolongado tiene la consecuencia de un auténtico genocidio». J. M. Mora

51. «Es un imperativo prioritario de cualquier hombre libre luchar en contra de la democracia en el entendido de que es fundamentalmente un método para la práctica de la esclavitud y el genocidio». J. M. Mora

52. «El mal está en esa mayoría liberal estúpida del sufragio, en esa masa amorfa, he dicho». H. J. Ibsen

53. «¿Acaso no es la mayoría de esa sociedad la que me roba mis derechos y pretende arrebatarme la libertad de decir la verdad?». H. J. Ibsen

54. «La mayoría nunca tiene razón, esa es una de las mentiras establecidas por la sociedad, todo ciudadano libre debe protestar contra ella». H.J. Ibsen

55. «Aquellos que niegan la libertad no la merecen para sí, y bajo un Dios justo no podrán conservarla mucho tiempo». Abraham Lincoln

56. «Desear la inmortalidad es desear la perpetuación de un gran error». Abraham Lincoln

57. «Le tengo mucho miedo a los pendejos, porque son muchos y pueden elegir a un presidente». Facundo Cabral

58. «Nada va bien en un sistema político en que las palabras contradicen a los hechos». Napoleón Bonaparte

59. «Para mí ser político es uno de los oficios más tristes del ser humano. Esto no lo digo contra ningún político en particular. Digo en general, que una persona que trate de hacerse popular a todos parece singularmente no tener vergüenza. El político en si no me inspira ningún respeto. Como político». Jorge Luís Borges

60. «El lenguaje político está diseñado para hacer que las mentiras suenen veraces y el asesinato respetable; y para darle la apariencia de solidez al mero viento». George Orwell

61. «En nuestra época no existe tal cosa como "mantenerse fuera de la política". Todas las cuestiones son cuestiones políticas, y la política misma es una masa de mentiras, evasivas, tonterías, odio y esquizofrenia». George Orwell

62. «La cordura no depende de las estadísticas». George Orwell

63. «El partido quiere tener el poder, por amor al poder mismo». George Orwell

64. «Si los buitres están en el poder es porque la democracia huele a cadáver». Anónimo

65. «Los fascistas del futuro se llamarán a sí mismos antifascistas». Winston Churchill

66. «No hay peor tiranía que la que se ejerce a la sombra de las leyes y bajo el calor de la justicia». Montesquieu

67. «A la gente la empobrecen para que luego voten por quienes la hundieron en la pobreza». Papa Francisco

68. «La política es una forma de maldad, el mayor error que he cometido en mi vida». Mario Vargas Llosa

69. «El poder político es simplemente el poder organizado de una clase para oprimir a otra». Karl Marx

70. «La democracia, como la aristocracia, como todas las instituciones sociales, llama calumnias a las verdades que le dicen sus enemigos y justicia a las lisonjas de sus parciales». Concepción Arenal

71. «Cuando la culpa es de todos, la culpa no es de nadie». Concepción Arenal

72. «No hay más gobierno razonable y seguro que el de la aristocracia. Monarquía o república basadas en la democracia son igualmente absurdas y débiles». Friedrich Nietzsche

73. «La democracia no es más que una dictadura elegida por el pueblo, no nos engañemos». Bob Marley

74. «Desde la aparición del Estado constitucional y más completamente desde la instauración de la democracia, el demagogo es la figura típica del jefe político en Occidente». Max Weber

75. «Nunca discutas con un estúpido, te hará descender a su nivel y ahí te vencerá por experiencia». Mark Twain

76. «Todo lo que una persona recibe sin haber trabajado, otra persona trabajó por ello, pero sin recibirlo. El gobierno no puede entregar nada a nadie, si antes no se lo ha quitado a otra persona. Cuando el 50% de las personas llega a la conclusión de que no tienen que trabajar porque la otra mitad está obligada a hacerse cargo de ellas, y cuando la otra mitad se convence de que no vale la pena trabajar porque alguien les quitará lo que han logrado con su esfuerzo, ese es el fin de cualquier Nación». Ayn Rand

77. «No queremos tener el mismo tipo de democracia que Irak». Vladimir Putin

78. «Quienes alcanzan el poder con demagogia, terminan haciéndole pagar al país un precio muy caro». Adolfo Suárez

79. «Los que votan no deciden nada, los que cuentan los votos deciden todo». Stalin

80. «Un segundo diluvio, una simple hambruna, plagas de langostas por doquier o un cataclismo terremoto aceptaría con algo de desesperación, pero no, nos enviaste el Congreso, ¿Dios mío, Señor, era eso justo?». John Adams

81. «¿Qué clase de hombre pondría a un criminal conocido al frente de una rama mayor del Gobierno? Además del votante promedio, claro». Terry Pratchett

82. «La envidia es la base de la democracia». Bertrand Russell

83. «No digo que la democracia haya sido más perniciosa en general, y a largo plazo, que la monarquía o la aristocracia. La democracia nunca ha sido y nunca podrá ser tan perdurable como la aristocracia o la monarquía; pero mientras dura, es más sangrienta que cualquiera de ellas. (…) Recuerda, la democracia nunca dura demasiado. Rápidamente se desperdicia, se agota, y se asesina a sí misma. Nunca hubo una democracia que no cometiera suicidio. Es en vano decir que la democracia es menos vana, menos orgullosa, menos egoísta, menos ambiciosa o menos avara que la aristocracia o la monarquía. No es verdad, de hecho, y en ningún lugar de la Historia aparece así. Esas pasiones son las mismas en todos los hombres, bajo todas las formas del gobierno simple, y cuando se desatan, producen los mismos efectos de fraude, violencia y crueldad. Cuando se abren prospectos claros ante la vanidad, el orgullo, la avaricia o la ambición, para lograr una gratificación fácil, le es difícil a los filósofos más considerados y a los moralistas más conscientes el resistir la tentación. Los individuos han podido conquistarse a sí mismos. Las naciones y los grandes grupos de hombres, jamás». John Adams

84. «"Un hombre, un voto", combinado con el "acceso irrestricto" al gobierno, —la democracia—, significa que cada persona y su propiedad personal queda al alcance de, —y está a merced de—, todos los demás: se crea así una "tragedia de los comunes"». Hans-Hermann Hoppe

85. «La democracia no aparece ni una vez tanto en la Declaración de Independencia como en su Constitución». Anónimo

86. «Ustedes proponen establecer un orden social basado en los siguientes principios: que eres incompetente para manejar tu propia vida, pero competente para manejar las vidas de otros, —que eres incapaz de existir en libertad, pero apto para convertirte en un gobernante omnipotente—, que eres incapaz de ganarte la vida usando tu propia inteligencia, pero capaz de juzgar a los políticos y votarlos para que ocupen cargos de poder total sobre artes que nunca has visto, sobre ciencias que nunca has estudiado, sobre logros de los que no tienes conocimiento, sobre las gigantescas industrias en las que tú, por tu propia definición de capacidad, serías incapaz de desempeñar exitosamente el trabajo de engrasador ayudante». Ayn Rand

87. «Más grande la muchedumbre, más dura la prueba. En áreas pequeñas, ante electorados pequeños, un hombre de primera clase ocasionalmente se abre paso, atrayendo incluso a la muchedumbre con la fuerza de su personalidad. Pero cuando el campo es nacional, y la pelea debe ser hecha principalmente a segunda o tercera mano, y la fuerza de la personalidad no puede hacerse sentir con tanta presteza, entonces todas las apuestas están en favor del hombre que es, intrínsecamente, el más retorcido y mediocre. —el hombre que más fácil y hábilmente puede diseminar la noción de que su mente está virtualmente vacía… La Presidencia tiende, año a año, a ir a esos hombres. Mientras se perfecciona la democracia, el cargo representa, cada vez más cercanía, el alma interior de su pueblo. Nos movemos hacia un elevado ideal. En algún grandioso y glorioso día la sencilla gente del país alcanzará por fin el deseo de su corazón, y la Casa Blanca se verá adornada por un imbécil redomado». H.L. Mencken 

88. «La civilización, de hecho, se vuelve más y más quejosa e histérica; especialmente bajo la democracia tiende a degenerar en un mero combate de locuras; el objetivo total de la política práctica es mantener a la población alarmada (y por lo tanto deseosa de ser guiada hacia la seguridad) por una interminable serie de duendes, la mayoría de ellos imaginarios». H.L. Mencken

89. «Es un tentador vicio de las democracias el sustituir la ley con la opinión pública. Esta es la forma usual en la que las masas de hombres exhiben su tiranía». James Fenimore Cooper

90. «La muerte de la democracia probablemente no venga de un asesinato por emboscada. Será una lenta extinción por apatía, indiferencia y desnutrición». Robert Hutchins

91. «No hay virtud en la caridad obligatoria del gobierno, y no hay virtud en promoverla. Un político que se presenta a sí mismo como considerado y sensible porque quiere expandir los programas de caridad gubernamental simplemente está diciendo que está dispuesto a hacer el bien con el dinero de otras personas. Bueno, ¿quien no? Y un votante que se enorgullece de apoyar esos programas nos está diciendo que hará el bien con su propio dinero, si le ponen una pistola en la sien». P. J. O'Rourke

92. «Las frases ilustres en contra de la democracia poseen mayor peso reflexivo y profundidad de pensamiento que aquellas que les son favorables, lo cual no es de extrañar dado que el fundamento democrático es falso de principio a fin». J. M. Mora

93. «El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia». Juan 10:10

94. «La democracia es un engaño usado por las potencias mundiales para derrocar gobiernos libres». Anónimo

95. «Dicen que hay libertad, quieren ser libres para controlar al estado y al pueblo a través del uso y reutilización del capital, esta es en realidad su definición de libertad». A.Hitler

96. «Y estos capitalistas primero se crean su propia prensa y luego hablan de libertad de prensa, cuando en realidad estos periódicos tienen un dueño que en todos los casos es el financiero. Y es el dueño y no el redactor el que dirige la política del periódico, si el redactor intenta escribir algo que no interesa al dueño este le despedirá al día siguiente». A. Hitler

97. «Esta prensa es absolutamente esclava y sumisa al carácter canalla de sus propietarios. Esta prensa manipula la opinión pública y esta opinión pública se movilizará y será dividida en partidos políticos». A. Hitler

98. «Porque sobre todas las cuestiones esenciales en la que la oposición tendría que hacerse sentir, todos los partidos están de acuerdo». A. Hitler

99. «Tienen la misma convicción y por medio de la prensa moldean la opinión pública para conseguir sus objetivos». A. Hitler

100. «Es evidente que en estos países, en las llamadas democracias, el pueblo no es de ninguna manera el foco central de atención; lo único que realmente importa es la existencia de este grupo, de los creadores de democracia». A. Hitler

101. «En democracia hay tres tipos de ciudadanos: los que son engañados, los que se dejan engañar y los que participan del engaño». J. M. Mora

102. «17 Presidentes de los EE. UU. durante 78 años no abolieron la esclavitud, tuvo que ser una Guerra Civil de 4 años la que lo hiciese». J. M. Mora

103. «Una elección popular mató a Sócrates y a Jesús». Anónimo

104. «Aunque la verdad esté en minoría, sigue siendo la verdad». Mahatma Gandhi

105. «Un demócrata es un comunista con un traje azul». J. M. Mora

106. «Robar, ,matar y esclavizar son los tres objetivos centrales de la democracia, ideología muy parecida al comunismo». J. M. Mora

107. «Feminismo, igualitarismo, anticapitalismo, antifascismo, comunismo, democracia comparten un objetivo común: Robar, Matar y Esclavizar, su objetivo es el poder por el poder mismo». J. M. Mora

108. «Si tiene cara de ratero/a, de asesino/a, de maricón/a, de degenerado/a, no lo dudes, es un demócrata». J. M. Mora

109. «Si no sabes distinguir quien tiene cara de: ratero/a, asesino/a, maricón/a, degenerado/a, no lo dudes, eres un demócrata». J. M. Mora

110. «La Izquierda defiende que por qué no puede ir por la calle desnudo/a saltando a la pata coja con un pepino metido en el culo, que si no puede hacer eso no hay libertad sino heteropatriarcado». J. M. Mora

111. «La Izquierda propugna la mamarrachada delirante mientras medra para poder; robar, matar y esclavizar y de esa manera hacer justicia demoníaca». J. M. Mora

112. «La Izquierda opina que la crucifixión de Jesucristo fue un abuso por parte de Jesucristo que era un: chulo, fascista, machista y un vacilón, además de capitalista y franquista». J. M. Mora

113. «La Izquierda opina que la tumba de Franco es intolerable, pero de la Cripta Real en el Monasterio del Escorial, con 27 cadáveres de Borbones y Habsburgo, no dice nada». J. M. Mora

114. «La sociedad ideal de la Izquierda consiste en un 50% de tías gafapasta y pelo corto y un 50% de maricones; en donde ellas sean las Presidentas y Directoras de toda organización, adoptando niños chinos». J. M. Mora

115. «La democracia es el gobierno de los imbéciles, por los imbéciles y para los imbéciles». Deconstrucción lincolniana por J. M. Mora

116. «Si cuando te levantas de la silla del pc hay aceite en el asiento y babas en el teclado, eres un demócrata». J. M. Mora

117. «El sueño de la razón produce monstruos». Francisco de Goya

118. «Quien pretende, con honestidad intelectual, la regeneración de la democracia como solución a los males que le son inherentes no ha comprendido el substrato de esta ideología». J. M. Mora

119. «Si ves a tu país en problemas y nadie hace nada para resolverlo, quizás eres tú quien debe aportar las soluciones. Si así lo decides, cuídate de los demócratas». J. M. Mora

120. «Es falso que el marco democrático acoja cualquier ideología mientras que él mismo sólo es una suerte reglas de juego. La verdad es que la Democracia es una ideología que no admite posiciones enfrentadas a sus axiomas». J. M. Mora

121. «Elegimos vivir en democracia para superar el autoritarismo y el dogmatismo. Pero un orden democrático abstracto puede ser tan prepotente e injusto como un extremado autoritarismo». Norberto A. Espinosa

122. «Esa democracia abstracta puede convertirse en un pulpo voraz que fagocite la sustancia, la riqueza viviente de una sociedad, que la debilite, reduciéndola a un esqueleto sin carne ni sangre, condenado a desplomarse en cualquier momento». Norberto A. Espinosa

123. «Resultado electoral general en la Alemania de 1933: NSDAP 43,91%, SPD 18,25%, KPD 12,31%, Zentrum 11,25%, DNVP 7,91%, BVP 2,73%, DVP 1,10%, CSV 0,98, DStP 0,85, Otros partidos 0,64%». J. M. Mora

124. «En el Orbe, desde el año 1700 ha habido alrededor de 100 millones de muertos en conflictos armados. Con la aprobación por primera vez del aborto en la URSS de Lenin de 1920, se han producido alrededor de 1.500 millones de asesinatos intrauterinos». J. M. Mora 

125. «La política es el arte de gobernar a la humanidad mediante el engaño». Isaac D'Israeli

126. «La Mayoría es la causa de la legitimidad democrática como la infinidad de sus textos lo es de su argumentación, tan henchida de palabrería hueca como vacuo el votante medio». J. M. Mora

127. «La causa de la causa es la causa del mal causado». Anónimo

128. «La estrategia roja discurre; doblepensar, neolengua, marxismo, ideología de género, deconstrucción, relativismo moral, principio de incertidumbre... creando logorrea con apariencia formal. En ese caos, define claramente la confrontación; rico-pobre, hombre-mujer, homo-hetero, revolución-conservación, padre-hijo, pene-vulva, Estado-Iglesia, religión-ideología... Creado el caos y la confrontación, al rojo sólo le queda medrar merced a la destrucción de los demás». J. M. Mora

129. «Democracia es aporia». J. M. Mora

130. «El ranking de deuda externa por país está liderado por EE. UU. con 57.300 $ per cápita y un 98% del PIB. España ocupa el 15º puesto con 44.100 $ per cápita y un 116% del PIB». J. M. Mora

131. «El homosexual toma el ano por la vulva como el demócrata la urna por la raja. Empero presumen de refinamiento intelectual». J. M. Mora

132. «Le dio una colleja al demócrata y hubo el eco de un sonajero». J. M. Mora

133. «La democracia es un régimen político para el bien de todos que garantiza en cambio el bien de cada facción, el cual a su vez va en detrimento del común». Salvador Giner

134. «La democracia es una paradoja: creada para lo universal, fomenta la facción, el egoísmo y el interés sectorial. A lo sumo permite la componenda». Salvador Giner

135. «¡Viva Franco! (con perdón)». Fernando Vizcaíno Casas

136. «La teoría democrática es amiga de la democracia, hasta cuando se recubre del manto analítico y parece abstenerse de recomendar sus bondades. En cuanto escarbamos la descubrimos, por lo menos, criptonormativa». Salvador Giner

137. «La tendencia hegemónica dentro de la teoría política contemporánea es la de elaborar una defensa tan indirecta de la democracia que es incapaz de salirse de una constatación de sus vicios». Salvador Giner

138. «El totalitarismo nace de la negación de la verdad en sentido objetivo». Juan Pablo II, "Veritatis Splendor"

139. «La aspiración al homo democraticus por la vía del diálogo axiomático constituye un totalitarismo genocida que eleva al nazismo a mera anécdota». J. M. Mora

140. «No hay redundancias: los medios (de información, tergiversación y desinformación) no median. Los medios mediatizan». Salvador Giner 

141. «Es fanatismo ideológico tomar por bueno aquel régimen que se acomoda a nuestras convicciones de gobierno al margen de sus resultados. En el gobierno de los hombres es un imperativo vital el pragmatismo». J. M. Mora

142. «El homo democráticus debería ser tan perfecto que alcanzada tal magnificencia podría conmutarse por el autocráticus. Sería un gozo vivir bajo el régimen de tan bella alma». J. M. Mora  

143. «Pero si hemos perdido la fe en el hombre hasta el punto de preferir gobernarnos por un sistema electivo, cómo podemos aspirar a una democracia inmaculada por un homo superioris.» J. M. Mora

144. «Un régimen idealizado cuya máxima expresión depende de una superhumanidad, digan lo que quieran pero eso suena a nazismo.» J. M. Mora

145. «Quienes creyeron que toda la eugenesia respondía al duro modelo perfeccionista y malthusiano anglosajón, fuertemente coactivo, implementado a través de políticas públicas restrictuvas (esterilización humana compulsiva, prohibición de uniones interraciales y de matrimonios, inimigración selectiva, etc.), en desesperada puja por imponer al factor hereditario sobre la influencia del ambiente y la educación, se equivocan de lado a lado». Sergio Cecchetto

146. «Imaginemos un reino gobernado por un rey llamado Carl el Incompetente. El monarca tiene buenas intenciones y quiere que todo el mundo viva lo mejor posible. Lamentablemente es ignorante, negligente e irresponsable; no piensa detenidamente lo que hace y toma decisiones caprichosas y viscerales sin detenerse a analizar sus consecuencias. Defiende con vehemencia políticas que no están basadas en la evidencia simplemente porque tienden a reforzar su imagen pública. En consecuencia, sus súbditos no logran convivir en paz, prosperar económicamente ni vivir una buena vida debido a las malas decisiones impuestas por el bienintencionado aunque incompetente monarca. ¿Sería justo estar sometido al gobierno del rey Carl? Sería razonable pensar que no. Pero, ¿y si quien nos impusiera decisiones igualmente disparatadas e irracionales no fuera un monarca sino un cuerpo electoral de millones de personas? ¿Sería un sistema más justo?» Ignacio Moncada

147. «Salvo circunstancias excepcionales, empodera más encontrarse un billete de cinco dólares en la acera que tener derecho a voto». Jason Brennan

148. «La democracia no permite al individuo tener control autónomo sobre el gobierno, y por tanto es falso que permita aumentar su grado de autonomía personal, ni hacer que el gobierno actúe de acuerdo a sus intereses, ni prevenir la dominación por parte de otros». Ignacio Moncada

149. «La democracia no pretende empoderar a los individuos; pretende desempoderar a todos los individuos en favor de grandes grupos o colectivos de individuos». Jason Brennan

150. «Al igual que los nazis obligaban a los judíos a lucir una Estrella de David amarilla como símbolo de inferioridad moral, el derecho a votar representa también un valor simbólico de igualdad que hay que defender pese a que no otorgue en la práctica ningún poder al individuo». Jason Brennan

151. «El poder que tiene nuestro voto individual es cero. En todas las elecciones en las que usted haya votado, si se hubiera quedado en casa o hubiera votado lo contrario, el resultado habría sido exactamente el mismo». Jason Brennan

152. «Una buena prueba de que usted no tienen autonomía ni poder real de decisión sobre algo es el hecho de que ese algo vaya a ocurrir con independencia de lo que usted decida o haga». Jason Brennan

153. «Si asumimos que la democracia no se justifica como fin en sí mismo ni por sus resultados, el valor simbólico de tener derecho a votar no justifica la implantación de la democracia». Jason Brennan

154. «Es a priori injusto y una violación de los derechos de un ciudadano despojarle por la fuerza de su vida, libertad o propiedad, o dañar significativamente sus perspectivas de vida, como resultado de decisiones tomadas por un cuerpo deliberativo incompetente, o como resultado de decisiones tomadas de manera incompetente o de mala fe.» Jason Brenan

155. «La inmensa mayoría de los votantes son más ignorantes, más irracionales y cometen más errores sistemáticos de lo que cabría esperar. No es que desconozcan datos concretos o teorías complejas; es que desconocen información básica, como a quién están votando o a qué se destina mayoritariamente el gasto público». Jason Brennan

156. «Los votantes optan de manera persistente por ciertas políticas perjudiciales y son sistemáticamente malos a la hora de elegir a candidatos competentes y honestos. Además tienden a escoger el sentido de su voto, no de forma independiente, sino influidos por familiares, amigos o personajes públicos.» Bryan Caplan

157. «La evidencia muestra que la deliberación política tiende a hacernos más estúpidos y corruptos; nos hace peores, no mejores». Jason Brennan

158. «Con las personas que están muy involucradas en el debate político sucede como con los fans de un equipo de fútbol: ver más partidos hace que adquieran más información, pero no hace que sean más imparciales y justos a la hora de opinar. Más bien al contrario». Jason Brennan

159. «Hay tres arquetipos de votante. Los hobbits son ignorantes, tienen poco interés por participar en el debate político y cambian de idea con facilidad y con poco criterio; los hooligans participan mucho en el debate político y son menos ignorantes, pero son tribales, tienen ideas muy sesgadas y son tan malos como los hobbits a la hora de sostener ideas que resulten en mayor prosperidad para el conjunto de la sociedad; por último, están los vulcanos, que son aquellos votantes que dedican mucho esfuerzo en informarse, ponderan sus decisiones de manera sosegada, imparcial y sin sesgos, y basan sus decisiones en la evidencia empírica. El único problema de los vulcanos es que no existen. Sólo son un ideal que en la práctica es difícilmente compatible con la naturaleza humana. Los votantes se dividen a partes iguales entre hobbits y hooligans. La participación y deliberación política lo único que hace es transformar hobbits en hooligans». Jason Brennan

160. «Las almas bajas no conciben los grandes hombres. El vil esclavo sonríe con desprecio al oír la palabra libertad». Jean-Jacques Rousseau

161. «Como sistemas inhumanos, la democracia y el capitalismo, en verdad, son formas extremas del totalitarismo». Philipp Allott

162. «Algo va mal, y lleva mucho tiempo yendo mal, en las élites que gobiernan en el mundo». Philipp Allott

163. «Tanto la democracia como el capitalismo son sistemas que contienen sus propios valores, lo que significa que uno sólo puede participar de ellos si los acepta». Philipp Allott

164. «Incluso valores de índole trascendental —sobre la justicia, la felicidad y demás— están dentro de este tipo de sistemas. Los ciudadanos deben entregar sus mentes al sistema, que no es político o económico, sino un sistema de conciencia. La democracia y el capitalismo son sistemas de conciencia. La gente no se percata de ello, pero su mente está determinada por estos sistemas». Philipp Allott

165. «Totalitarismo significa el control total de la sociedad. Y a excepción, quizá, de un breve período en la historia del cristianismo, cuando la Iglesia controlaba la mente de la gente, no ha habido un totalitarismo absoluto. Nada comparable con el totalitarismo actual». Philipp Allott

166. «El totalitarismo de los sistemas democráticos y capitalistas es tan desarrollado que hasta nuestros deseos están determinados por el sistema. Deseamos lo que la sociedad desea que deseemos. La gente normal no es consciente de ello, pero sus líderes deberían serlo, porque se trata de un gigantesco desafío para la filosofía y la religión» Philipp Allott

167. «La democracia y el capitalismo son sistemas más totalitarios que el nazismo o el estalinismo». Philipp Allott

168. «No depende de una urna electoral el hacer falso lo verdadero e injusto lo justo. La conciencia humana no puede ser sometida al voto» Víctor Hugo

169. «La democracia sustituye la elección de los muchos incompetentes por el dictado de los pocos corruptos». George Bernard Shaw

170. «Yo no creo en la sabiduría colectiva de la ignorancia individual». Thomas Carlyle

171. «Las mayorías numéricas no necesariamente están inclinadas a la preservación de las libertades civiles; la demanda por derechos (y privilegios) siempre surgió de minorías selectas». Erik von Kuehnelt-Leddihn

172. «Democracia significa la oportunidad de ser esclavo de todos». Karl Krauss

173. «Democracia es el arte de administrar el circo desde la jaula de los monos». H. L. Mencken

174. «El sufragio, esa farsa de las papeletas entradas en una urna de cristal, tenía la virtud de decirnos en cada instante si Dios existía o no existía, si la verdad era la verdad o no era la verdad, si la Patria debía permanecer o si era mejor que, en un momento, se suicidase». José Antonio Primo de Rivera

175. «La democracia solo parece adecuada para un país muy pequeño». Voltaire

178. «Hasta en las democracias más puras, como los Estados Unidos y Suiza una minoría privilegiada detenta el poder contra la mayoría esclavizada». Mijail Bakunin

179. «Las democracias suelen ser más tranquilas y están menos expuestas a la sedición que el régimen gobernado por una estirpe de nobles». Sir Francis Bacon

180. «Una democracia no es en realidad más que una aristocracia de oradores, interrumpida a veces por la monarquía temporal de un orador». Thomas Hobbes

181. «La democracia necesita de la virtud, si no quiere ir contra todo lo que pretende defender y estimular». Juan Pablo II

182. «La democracia es la transposición de lo cuantitativo a lo cualitativo: que lo que quieren los más se convierta en lo mejor». Enrique Tierno Galván

183. «No hay signos de superhombría en el ambiente. Por el contrario, el hombre, por la presión de las masas, parece que tiende a hacerse más aborregado, menos individual, más social y, probablemente, más mediocre». Pío Baroja

184. «La originalidad que es lo más alto de la vida, es lo que más difícilmente perdona el vulgo». Azorín

185. «Sólo cuando la inarmonía individual deja de serlo, cuando pierde sus atributos de ser excepcional, cuando el molde se desgasta y se vulgariza y toma un carácter común, obtiene el aprecio de la mayoría». Pío Baroja

186. «La masa arrolla todo lo diferente, egregio, individual, calificado y selecto. Quien no sea como todo el mundo, quien no piense como todo el mundo corre el riesgo de ser eliminado». Ortega y Gasset

187. «Masa es "el hombre medio". De este modo se convierte lo que era meramente cantidad —la muchedumbre— en una determinación cualitativa: es la cualidad común, es lo mostrenco social, es el hombre en cuanto no se diferencia de otros hombres, sino que repite en sí un tipo genérico». Ortega y Gasset

188. «Si la masa era el número y si el número decidía la formación de los Gobiernos, entonces los Gobiernos estaban por definición afectados del mismo daño que la masa.» Santos Juliá

189. «Poco aptas para el razonamiento, las masas se muestran, por el contrario, muy hábiles para la acción. La organización actual convierte su fuerza en inmensa. Los dogmas que vemos nacer habrán adquirido muy pronto el poder de las viejas concepciones, es decir: la fuerza tiránica y soberana que queda fuera de discusión. El derecho divino de las masas sustituye al derecho divino de los reyes». Gustave Le Bon

190. «El advenimiento de las masas marcará quizá una de las últimas etapas de las civilizaciones de Occidente, un retorno hacia aquellos períodos de confusa anarquía que preceden a la eclosión de las nuevas sociedades». Gustave Le Bon

191. «Las masas electorales se caracterizan por una escasa aptitud de razonamiento, ausencia de espíritu crítico, irritabilidad, credulidad y simplismo». Gustave Le Bon

192. «Si se otorga el voto a las masas, se corre el riesgo de dejar el poder para elegir en manos de personas sin criterio; las masas no tienen opinión propia y razonada, sino impuesta por individuos que no siempre tienen la mejor formación cultural como para ejercer de asesores políticos». Gustave Le Bon

193. «¿Hemos de suponer entonces que un sufragio restringido —restringido a los capaces, si se quiere— mejoraría el voto de las masas? No puedo admitirlo ni por un instante y ello por los motivos antes señalados y relativos a la inferioridad mental de todas las colectividades, sea cual fuere su composición. En masa, y lo repito, los hombres se igualan siempre y, por lo que respecta a cuestiones generales, el sufragio de cuarenta académicos no es mejor que el de cuarenta aguadores. […] Ante problemas sociales, llenos de múltiples incógnitas y dominados por la lógica mística o la lógica afectiva, todas las ignorancias se igualan». Gustave Le Bon

194. «El peligro de las nuevas democracias está en la dificultad creciente para los hombres de pensamiento de escapar a la obsesión y a la agitación fascinadora. Es muy peligroso descender en una campaña de inmersión en un mar muy agitado. Las individualidades dirigentes, que nuestras sociedades contemporáneas ponen de relieve, son cada vez más los escritores que viven en continuo contacto con ellas; y la poderosa influencia que ejercen, preferible seguramente a la crueldad de las multitudes acéfalas, constituye ya un desmentido a la teoría de las masas creadoras. […] Lo que preservará de la destrucción y del nivelamiento democrático a las cimas intelectuales y artísticas de la humanidad no será, yo lo creo, el reconocimiento por el bien que el mundo les debe, la justa valoración del coste de sus descubrimientos. ¿Qué será pues…? Yo quiero creer que será su fuerza de resistencia». Gabriel Tarde

195. «Todo lo que tiene el liberalismo de destructor del pasado me sugestiona: la lucha contra los prejuicios religiosos y nobiliarios, la expropiación de las comunidades, los impuestos contra la herencia, todo lo que sea pulverizar la sociedad pasada, me produce una gran alegría; en cambio, lo que el liberalismo tiene de constructor, el sufragio universal, la democracia, el parlamentarismo, me parece ridículo y sin eficacia». Pío Baroja

196. «Siempre he tenido recelo y poco amor por la democracia y el comunismo. Ya en todas las manifestaciones democráticas de hace años me parecía ver un peligro. Todos los públicos grandes me han producido desconfianza y, a veces, terror. No creo que una masa social pueda ir a nada bueno. Todo en ella serán apetitos un poco brutales, nunca pensamientos nobles ni juicios claros». Pío Baroja

197. «La masa, que cuando protesta es rencorosa y de un sentimentalismo ridículo y pueril, cuando manda es despótica y sanguinaria. Su moral es muy pobre». Pío Baroja

198. «Como digo, siempre he tenido recelo por el avance de las teorías democráticas y socialistas». Pío Baroja

199. «Contra la democracia». Pío Baroja

200. «La otra democracia, de la que tengo el honor de hablar mal, es la política, la que tiende al dominio de la masa, y que es un absolutismo del número, como el socialismo es un absolutismo del estómago». Pío Baroja

201. «He leído, como todo el mundo, algo acerca de la democracia, pero no tengo una idea clara de lo que es; etimológicamente, significa "gobierno del pueblo", pero yo creo —quizás me engañe— que el pueblo no ha mandado nunca ni en los tiempos más revolucionarios y que tampoco mandará en el porvenir». Pío Baroja

202. «¿Que tienen representantes o delegados que mandan por él? Riámonos de eso. Es la farsa más estupenda que se ha inventado». Pío Baroja

203. «Dada la adoración por el número y por la masa que hoy se siente, yo me figuro que el porvenir será socialista; pero, a pesar de eso, siento una antipatía profunda por esa doctrina y por ese partido, que trae la glorificación de la manada, el apabullamiento del individuo por lo demás.

»A pesar de lo que dicen los periódicos representantes del capitalismo, a nosotros, médicos abogados, ingenieros, pequeños industriales; a los que queremos trabajar para vivir, no nos asustan más los anarquistas que los socialistas. Éstos nos quieren convertir en obreros; aquéllos sueñan con darnos a cada uno de los hombres nuestra casita, nuestra tierrecita y un trabajo cualquiera para entretenernos.

»[…] Si llegara esa dulce era de la vida en rebaño, por mi parte, antes de ocupar el número ochenta o noventa mil que me tocara en el gran pesebre socialista, preferiría emigrar, refugiarme en otro país más atrasado y menos socialista, aunque no tuviera allí más derecho que el derecho al santo revólver». Pío Baroja

204. «Gran parte de la antipatía colectiva por lo individual procede del miedo. Sobre todo en nuestros países del sur. Las individualidades fuertes han sido inquietas y tumultuosas, las manadas de arriba, como las de abajo, no quieren que florezcan en nuestras tierras las semillas de los Césares o de los Bonaparte. Esas manadas anhelan la nivelación espiritual; que no haya más distinción entre un hombre y otro que un botón de color en la solapa o un título en la tarjeta. Tal es la aspiración de los tipos verdaderamente sociales; las demás distinciones, el valor, la energía, la bondad, para los demócratas laminadores son verdaderas impertinencias de la naturaleza». Pío Baroja

205. «La democracia, que es una broma etimológica con eso de que es el gobierno del pueblo, no creo que llegue a ser una idea ni un ideal; es, al menos en la práctica, un procedimiento político que no me parece que tenga mucho valor. Esa canalización fantástica del parlamentarismo que hace que 50 o 60 mil hombres estén representados por uno solo, se me figura más un mito religioso de los aruntas o de los botocudos que una idea racionalista de europeos. La democracia, si no es una mixtificación de oradores, lo parece». Pío Baroja

206. «A una colectividad se le engaña siempre mejor que a un hombre». Pío Baroja

207. «El árbol de la ciencia no es el árbol de la vida». Pío Baroja

208. «Que el parlamentarismo no es fecundo. Es imposible. El parlamentarismo es una hoguera que lo consume todo a su lado; la dictadura puede ser la salvación». Pío Baroja

209. «El estado democrático moderno no es más que un Totalitarismo, y la democracia el nombre —del partido— con el cual manipula ese Estado totalitario». Víctor R. Azuaje

210. «Nosotros ahorcamos a los pequeños ladrones y a los grandes les apuntamos a las oficinas públicas». Esopo

211. «Cada hombre ha de ser respetado como un fin absoluto en sí mismo; utilizarlo como un simple medio al servicio de una finalidad externa es un crimen contra la dignidad que le ha sido dada y le pertenece». Manuel Kant

212. «La masa provoca al individuo que destaca: por envidia, por extraño —en conquista o defensa—, por estupidez o por supervivencia genética. Este ataque obliga a la sublimación que aumenta la envidia en un círculo vicioso que acaba con el agotamiento, la muerte o la imposición victoriosa sobre la masa opresora». J. M. Mora

213. «En la actualidad, las reivindicaciones de las masas se hacen cada vez más definidas y tienden a destruir radicalmente la sociedad actual, para conducirla a aquel comunismo primitivo que fue el estado normal de todos los grupos humanos antes de la aurora de la civilización». Le Bon

214. «Yo no temo al sufragio universal; la gente votará como se le diga». Alexis de Tocqueville

215. «El sufragio universal es una vergüenza del espíritu, igual o peor que el derecho divino de los reyes o la infalibilidad del Papa». Gustave Flaubert

216. «Lo único razonable es un gobierno de mandarines, a condición de que estos mandarines sepan algo, y si es posible muchas cosas. El pueblo es un eterno menor de edad y siempre estará al nivel más bajo, porque equivale al número, a la Masa a lo ilimitado… Nuestra salvación solo se encuentra, en el momento presente, en una aristocracia legítima, y entiendo como tal una mayoría compuesta por algo más que cifras». Gustave Flaubert

217. «Me parece que la masa, la cantidad, el ganado, siempre serán despreciables. Lo único que importa es un número reducido de espíritus, que siempre son los mismos, y que se pasan la antorcha unos a otros. […] Estoy convencido de que vamos a parecerle a la posteridad personas extraordinariamente simples. Las palabras República y Monarquía les darán risa, como nosotros nos reímos hoy del "realismo" y del "nominalismo"… El primer remedio será la abolición del sufragio universal, que es la vergüenza de la civilización humana». Gustave Flaubert

218. «Nada puede hacerse sin cabeza. Y el sufragio universal, tal y como está ahora concebido, es algo más estúpido que el derecho divino… La masa, la cantidad siempre es idiota. No es que yo tenga muchas convicciones, pero esta la tengo profundamente arraigada». Gustave Flaubert

219. «Todos los males que sufre la sociedad provienen del sufragio universal». Héctor Rodríguez de la Sotta

220. «Hay un abismo entre el pueblo libre haciendo sus propias leyes y un pueblo eligiendo a sus representantes para que éstos le hagan sus leyes… La democracia perfecta sólo puede existir en una sociedad de ángeles». Jean Jacques Rousseau

221. «Hay un límite en que la tolerancia deja de ser virtud». Edmund Burke

222. «La tiranía de una multitud es una tiranía multiplicada». Edmund Burke

223. «La libertad abstracta, al igual que otras simples abstracciones, no puede ser encontrada». Edmund Burke

224. «El pueblo no renuncia nunca a sus libertades sino bajo el engaño de una ilusión». Edmund Burke

225. «Lo único que necesita el mal para triunfar es que los hombres buenos no hagan nada». Edmund Burke

226. «Hay un momento límite en el que la paciencia deja de ser una virtud». Edmund Burke

227. «Las malas leyes son la peor especie de tiranía». Edmund Burke

228. «El mayor error lo comete quien no hace nada porque sólo podría hacer un poco». Edmund Burke

229. «La libertad sin virtud ni sabiduría es el mayor de todos los males». Edmund Burke

230. «¡La prensa, el cuarto poder…!». Edmund Burke

231. «Thomas Jefferson (1743-1826), el laureado tercer presidente de los EE. UU., redactó el borrador de la Declaración de Independencia en 1776, luchó por la democracia de su país, promovió la separación entre Iglesia y Estado y calificó la esclavitud de "crimen abominable". En este último punto la contradicción es insoportable. Nunca dejó de tener esclavos: a lo largo de su vida fue dueño de 600 personas». Helena Celdrán

232. «Que George Washington (1732-1799) nació en el seno de una familia de terratenientes de Virginia y que para su plantación de tabaco utilizó mano de obra esclava es bien conocido». Emili J. Blasco

233. «Más de uno de cada cuatro presidentes de los Estados Unidos estuvieron involucrados en la esclavitud y en el tráfico de personas». Clarence Lusane

234. «Al momento de terminar nuestra investigación, los estudiantes habían descubierto que 10 de los primeros 18 presidentes de los EE. UU. habían tenido esclavos: George Washington, Thomas Jefferson, James Madison, James Monroe, Andrew Jackson, John Tyler, James K. Polk, Zachary Taylor, Andrew Johnson y ULysses S. Grant. los siguientes no habían tenido esclavos: John Adams, John Quincy Adams, Martin Van Buren, William Henry Harrison, Millard Fillmore, Franklin Pierce, James Buchannan, y Abraham Lincoln». Bob Peterson

235. «George Washington no tomó medidas reales en esa dirección e hizo todo lo posible por asegurarse de que ninguna de las más de 300 personas de su propiedad pudiera obtener su libertad». Clarence Lusane

236. «No logramos designar al enemigo porque éste ha tomado el nombre del amigo». Etienne Chouard

237. «En la práctica, el sufragio universal trae bajo el brazo el fraude más escandaloso que podría imaginarse. Nunca faltó la trampa en el sufragio censitario, pero ahora la corrupción, inflada por el caciquismo en auge, será el sello del régimen». Gustavo Vidal Manzanares

240. «El sufragio universal y la propiedad son antitéticos y no vivirán juntos mucho tiempo porque no es posible… El sufragio universal será siempre una farsa, un engaño a las muchedumbres, llevada a cabo por la violencia y la malicia de los menos, de los privilegiados de la herencia y del capital, con el nombre de clases directoras, o será, en estado libre, y obrando con plena independencia y conciencia, comunismo fatal e irreductible» Cánovas del Castillo

241. «El sufragio universal, que es en sí mismo una malísima institución política, una institución incompatible con todo ordenado régimen político, y más si ese régimen es el monárquico, el sufragio universal, aun cuando sea verdad (y sobre todo ha de ser verdad), es incompatible a la larga con la propiedad individual, con la desigualdad de las fortunas y con todo lo que no sea un socialismo desatentado y anárquico. El sufragio universal no puede ser más que un instrumento de socialismo o una farsa vil, y, en estos últimos tiempos, es, bajo ese título postrero, como he juzgado conveniente calificarlo. Cualesquiera que sean los peligros y los inconvenientes del sufragio universal, es inútil discutirlo ahora. ¿Quién piensa, quién ha dicho siquiera que, después de que en España se haya votado una Ley de sufragio universal, las opiniones de las muchedumbres, de los pobres, de los que nada tienen, estarán representadas en las urnas electorales? ¿Hay alguien que sospeche esto siquiera? ¿A qué, pues, discutir el sufragio universal? Ya he indicado brevemente a qué consecuencias puede llegar ese sufragio. En otras ocasiones lo he discutido; y, si llegara el caso, como simple tema académico, podría discutirlo de nuevo». Cánovas del Castillo

242. «Yo creo que el sufragio universal si es sincero, si da un verdadero voto en la gobernación del país a la muchedumbre, no solo indocta, que eso sería lo de menos, sino a la muchedumbre miserable y mendiga, ha de ser el triunfo del comunismo y la ruina del principio de propiedad (…). Escójase, pues, entre la permanente falsificación del sufragio universal o su supresión si no se quiere tener que elegir entre la existencia y la desaparición de la propiedad (…). Cuando las minorías inteligentes, que serán siempre las minorías propietarias, encuentren que es imposible mantener la igualdad de derechos con ellos a la muchedumbre; cuando vea que la muchedumbre se prevalece de los derechos políticos que se han dado (…) buscarán dondequiera la dictadura y la encontrarán». Cánovas del Castillo

243. «Es siempre peligroso establecer paralelismos demasiado precisos entre un período histórico y otro; y entre los más engañados de tales paralelismos están aquellos que han sido establecidos entre nuestra propia época en Europa y Norteamérica y la época en la cual el Imperio Romano declinó adentrándose en la Edad Oscura. No obstante existen ciertos paralelismos… Esta vez, sin embargo, los bárbaros no están esperando más allá de las fronteras; hace tiempo que vienen gobernándonos». Alasdair Maclntyre

244. «La única costumbre que hay que enseñar a los niños es que no se sometan a ninguna». Jean-Jacques Rousseau

245. «Se ha intentado "democratizar" a Nietzsche, maquillarlo, domesticarlo. Nietzsche nunca fue, ni pretendió ser, un demócrata, mucho menos un anarquista. Se trata de una fábula, pero una fábula institucionalizada y legitimada con el sello académico. Basta con saber leerlo con lentitud, una condición que exigía de sus lectores, para descubrir lo opuesto». Nicolás González Varela sobre Nietzsche

246. «Su filosofía práctica es incompatible no sólo con el Socialismo y el Comunismo, sino con cualquier idea de democracia tibiamente liberal. Es incompatible con la modernidad in toto. Una y otra vez en sus escritos esotéricos como exotéricos, los publicados y los no publicados, como en su correspondencia, ataca sin piedad el carácter cada vez más democrático, cada vez más horizontal de la Modernidad». Nicolás González Varela sobre Nietzsche

247. «La democracia moderna es la forma histórica de la decadencia del Estado». Friedrich Nietzsche

248. «La democracia se universaliza al punto de suprimir toda alternativa: no hay nada fuera de ella, ya que ella se solidifica como el único sentido posible de la realidad política» Diego Felipe Paredes sobre Nietzsche

249. «Las instituciones democráticas son establecimientos de cuarentena contra la antigua peste de los apetitos tiránicos: en cuanto tales muy aburridas y muy útiles» Friedrich Nietzsche

250. «Sin embargo, esta cura —la democracia— puede ser peor que la misma enfermedad ya que, aunque la democracia ejerza una función de prevención, la cuarentena puede llegar a actuar en total detrimento de los seres humanos modernos». Diego Felipe Paredes sobre Nietzsche

251. «Si la democracia, al igual que la metafísica, carece de sentido histórico, su desconocimiento del devenir le impedirá examinar sus propios condicionamientos y, de este modo, le será vetada toda variabilidad, toda posibilidad de cambio». Diego Felipe Paredes sobre Nietzsche

252. «¿De qué he dado quizás una idea? […] 5) de que la Europa democrática tiende sólo a una sublime cría de la esclavitud que tendrá que ser comandada por una raza fuerte para soportarse a sí misma». Friedrich Nietzsche

253. «Una sociedad, que rechaza definitivamente y en conformidad con su instinto la guerra y la conquista, está en declive: está madura para la democracia y el gobierno de los mercaderes…». Friedrich Nietzsche

254. «Siempre se nos plantea una cuestión tentadora y mala, dicho en honor de los que tienen derecho a semejantes cuestiones enigmáticas, de las almas actuales más vigorosas, que mejor saben dominarse a sí mismas: ¿no sería conveniente en vista de cómo se desarrolla en Europa el tipo "animal de rebaño", intentar una educación sistemática, artificial y consciente del tipo opuesto y de sus virtudes…? ¿Y no sería para el mismo movimiento democrático una especie de meta, de solución y de justificación el que hubiese alguien que se sirviese de él, para que finalmente, en su nueva y sublime configuración de la esclavitud (y esto es lo que acabará por ser la democracia europea), encontrase su camino aquella especie superior de espíritus dominadores y cesáreos que se colocase sobre la democracia, se atuviese a ella, se elevase por medio de ella? ¿Por nuevas miras lejanas o propias, hasta ahora imposibles…? ¿Por sus deberes…?». Friedrich Nietzsche

255. «Me considero contrario: 1) Al socialismo, porque sueña ingenuamente con el "Bien, la Verdad y la Belleza" y con "derechos iguales" (también el anarquismo lucha por un ideal semejante, si bien de un modo brutal.) 2) Al parlamentarismo y al periodismo, porque son los medios por los cuales se eleva la bestia del rebaño». Friedrich Nietzsche

256. «Qué ridículos me parecen los socialistas con su pueril optimismo del "hombre bueno", emboscado y dispuesto a la abolición de todo el orden actual y el licenciamiento de todos los "instintos naturales"». Friedrich Nietzsche

257. «De las masas debemos pensar tan desdeñosamente como la Naturaleza: conservar la especie». Friedrich Nietzsche

258. «La democracia europea, aun en sus partes mínimas, resulta un desencadenamiento de fuerzas. Por lo pronto, es un desencadenamiento de cobardía, de fatiga, de debilidad». Friedrich Nietzsche

259. «La ilustración espiritual es un medio infalible para hacer a los hombres más inseguros, más débiles de voluntad, más desvalidos; en resumen, transforma a los hombres en rebaño: por eso, hasta ahora, todos los grandes gobernantes (Confucio en China, el Imperio Romano, Napoleón, el Papado cuando aspiraba al poder y no solo al mundo), dondequiera que los instintos de dominación culminaban, se sirvieron también de la ilustración espiritual, o por lo menos la administraban (como los Papas del Renacimiento). 

»La equivocación de la masa en este aspecto, por ejemplo, en cualquier democracia, es extraordinariamente valiosa: ¡se entiende como progreso al empequeñecimiento y domesticación del hombre!». Friedrich Nietzsche

260. «Independientemente de toda consideración filosófico-religiosa, nos situamos ante el mismo fenómeno: el utilitarismo (socialismo-democracia) censura el origen de las valoraciones morales, pero, sin embargo, cree en ellas, como el cristiano. (¡Qué ingenuidad, como si la moral fuera posible cuando no existe un Dios que la sancione!) El más allá totalmente indispensable cuando se quiere mantener con sinceridad suficiente la fe en la moral. Friedrich Nietzsche

261. «La democracia es ciencia, lo contrario es humanidad». J. M. Mora

262. «Siempre el modernismo ha sido la forma de decadencia del poder de organización; ya en "Humano, demasiado humano I", 349, he definido la democracia moderna, junto con sus cosas a medio hacer, como el "Reich alemán", como forma de decadencia del Estado». Friedrich Nietzsche

263. «Los socialistas ayudaron al triunfo de la democracia». Friedrich Nietzsche

264. «La pretensión de transformar la metafísica de la libertad en una urna de metacrilato y un sin fin de cuartillas resulta, cuando menos, la expresión máxima del timo del tocomocho amén de un crimen para los árboles que han de ser talados». J. M. Mora

265. «Dado que no existe ningún mojón en el Universo, el día que la ciencia reconozca que la teoría heliocéntrica es susceptible de justificar lo contrario, reconoceré la remota posibilidad de que haya alguna bondad en la democracia». J. M. Mora

266. «El derecho que unos hombres se arrogan de elegir a otros hombres es la indignidad misma, activa y pasiva. Una rémora de la remota esclavitud, una desviación moral inhumana». J. M. Mora

267. «¿Democracia? Es la cajera del súper que te pide el carné y te manosea la credit card, es la dictadura del proletariado». J. M. Mora

268. «El comunismo quita la propiedad, pega un tiro en la nuca y hace esclavos. La democracia niega la propiedad, niega el nacimiento y hace números». J. M. Mora

269. «Habéis llevado a tal extremo la revolución democrática que lo revolucionario es ser conservador». J. M. Mora

270. «Conservándose sólo a sí misma, la restauración borbónica del 75 se ha valido de la democracia para destruir todas las tradiciones morales y culturales de España». J. M. Mora

271. «Iam Latio is estatus erat rerum, ut neque pacem, neque bellum pati possent —De tal suerte estaban ya las cosas en el Lacio, que no podían sufrir ni la paz, ni la guerra—». Nicolás Maquiavelo

272. «De todas las situaciones desgraciadas, la más infeliz es la de una república o un príncipe reducidos a términos de no poder estar en paz ni en guerra». Nicolás Maquiavelo

273. «Ni en paz ni en guerra: En este caso se encuentran los que para la paz sufren condiciones demasiado gravosas, y para la guerra se exponen a ser presa de sus aliados o de sus enemigos». Nicolás Maquiavelo

274. «Ni en paz ni en guerra: A tal extremo se llega, o por los malos consejos, o por las malas determinaciones, o por no calcular bien las propias fuerzas». Nicolás Maquiavelo

275. «[…] Los latinos; quienes no supieron hacer la guerra ni la paz con los romanos cuando debían hacerlo, de modo que la enemistad y la amistad de Roma les fue igualmente perjudicial». Nicolás Maquiavelo

276. «Ni en paz ni en guerra: Roma venció a los latinos y los redujo a la mayor extremidad, primero Manlio Torcuato, y después Camilo, que les obligó a entregarse incondicionalmente a los romanos, puso guarnición en todas las ciudades del Lacio, recibió rehenes, y al volver a Roma dijo al senado que todo el Lacio estaba en su poder». Nicolás Maquiavelo

277. «La miseria hace encontrar armas». Nicolás Maquiavelo

278. «Estos son malos tiempos. Los hijos han dejado de obedecer a sus padres y todo el mundo escribe libros». Marco Tulio Cicerón

279. «Como nada es más hermoso que conocer la verdad, nada es más vergonzoso que aprobar la mentira y tomarla por verdad». Marco Tulio Cicerón

280. «Muchas palabras no indican necesariamente mucha sabiduría». Tales de Mileto

281. «Cualquier religión o filosofía que no esté basada en el respeto por la vida no es una auténtica religión o filosofía». Albert Schweitzer

282. «El débil no puede olvidar nunca. El olvido es el atributo del fuerte». Mahatma Gandhi

283. «El hombre es la medida de todas las cosas». Protágoras

284. «Si dios no existiese, sería necesario inventarlo». Voltaire

285. «Solo hay un dios, el conocimiento, y un demonio, la ignorancia». Sócrates

286. «Repudio todo pensamiento sistemático porque todo sistema conduce necesariamente a la trampa». Jorge Luís Borges

287. «No podemos resolver problemas usando el mismo tipo de pensamiento que usamos cuando los creamos». Albert Einstein

289. «Pero si el pensamiento corrompe el lenguaje, el lenguaje también puede corromper el pensamiento». George Orwell

290. «Estamos instalados en el pensamiento único, y vamos a la voz única pasando por la caja única». Pablo Castellano Cardalliaguet

291. «Pero el pensamiento trajo poder y conocimiento y, ataviada con ellos, la raza del hombre asumió dignidad y autoridad». Mary Shelley

292. «Si están convencidos de que Dios no existe qué les importa que pensemos en él». J. M. Mora

293. «Capítulo XXVI: De cómo por causa de las mujeres se arruina un Estado». Nicolás Maquiavelo

294. «[…] Se ve primero que las mujeres han sido causa de muchas ruinas, ocasionando gran daño a los que gobiernan pueblos, y en éstos muchas divisiones». Nicolás Maquiavelo

295. «[…] Apelaron a los extranjeros, principio siempre de próxima servidumbre». Nicolás Maquiavelo

296. «Las faltas de los pueblos provienen de las de los príncipes». Nicolás Maquiavelo

297. «[…] El Estado de Atenas, comparado con el de Esparta, vivió brevísimo tiempo». Nicolás Maquiavelo

298. «[…] Y la misma democracia, que gobernaba las sociedades norteamericanas, me pareció avanzar rápidamente hacia el poder en Europa». Alexis de Tocqueville

299. «En cambio, acerca de cosas como qué es la justicia, qué es la piedad, qué es una democracia, o qué es una ley, todo el mundo creía tener su opinión: más Sócrates no descubre sino oscuridad e ignorancia». Friedrich Nietzsche

300. «[…] y esto en una época en que el espíritu alemán, que ha poco tiempo aún había poseído la voluntad de dominar a Europa, la fuerza de dirigir a Europa, llegaba, a guisa de conclusión testamentaria, a la abdicación y, bajo el pomposo pretexto de una fundación de imperio, evolucionaba hacia la mediocridad, hacia la democracia y las ideas modernas». Friedrich Nietzsche

301. «Las mismas condiciones que fomentan el desarrollo del animal de rebaño fomentan, por otra parte, el desarrollo del animal dirigente». Friedrich Nietzsche

302. «La democracia significa la no creencia en hombres superiores, en clases elegidas: "todos somos iguales". "En le fondo todos somos un rebaño egoísta y plebeyo"». Friedrich Nietzsche

303. «M. Renan quisiera, por ejemplo, aunar la science con la noblesse; pero es evidente que la science pertenece a la democracia». Friedrich Nietzsche

304. «El resultado práctico de esta democratización que se está propagando será, por lo pronto, una liga europea de pueblos, en la que cada pueblo singular, deslindado según conveniencias geográficas, ocupe la posición de un cantón, con sus derechos específicos; poco contarán entonces los recuerdos históricos de los pueblos hasta la fecha, pues bajo el dominio ávido de innovación y ansioso de indagaciones del principio democrático, el sentido piadoso de aquéllos es paulatinamente desarraigado desde los cimientos». Friedrich Nietzsche

305. «Ahora impera la democracia de los conceptos en todas las mentes: gobiernan muchos juntos; un concepto singular que quisiera gobernar significa hoy en día, como queda dicho, "idea fija". Esta es nuestra manera de matar a los tiranos: los mandamos al manicomio». Friedrich Nietzsche

306. «La ciencia y la democracia van juntas (por mucho que diga Renan), tan ciertamente como el arte y la "buena sociedad"». Friedrich Nietzsche

307. «Lo que es para echar a reír en nuestra democracia: el traje negro…». Friedrich Nietzsche

308. «Sobre David Friedrich Strauss, quiero decir: Un hombre mayor debería saber que la lengua es una herencia recibida de los antepasados que hay que dejar a los descendientes, por lo que hay que respetarla como algo sagrado, inestimable e inviolable». Friedrich Nietzsche

309. «El imperio mismo se hacía igualitario; estaba envenenado, corroído por la democracia». Friedrich Nietzsche

310. «La primacía del mandarín nunca significa algo bueno: como tampoco el auge de la democracia, de los pacíficos tribunales de arbitraje en lugar de la guerra, el auge de la igualdad de derechos para las mujeres, de la religión de la compasión y demás síntomas de la vida que se hunde». Friedrich Nietzsche

311. «Democracia, entrega de ilusión de poder a los cobardes. Engaño máximo y cárcel del pueblo. Prisioneros de la malicia». J. M. Mora

312. «Pues también, para Heidegger, la historia europea —como historia de la metafísica—, llega a su cumplimiento final en nuestra época, que es cuando se materializa por fin en estructuras sociales y políticas que podríamos llamar, utilizando la expresión de Horkheimer y Adorno, de organización total. Entre estas estructuras totalitarias no sólo se encontraba, para Heidegger, el nazismo, sino también el comunismo estalinista y la democracia liberal del imperio americano, son su capitalismo monopolista y su tecnificación del mundo. Todos ellos no son más que caras distintas de un mismo destino de Occidente como tierra donde finalmente se pone el ser, o sea, donde tiene lugar la consumación del olvido del ser y su ocaso». Diego Sánchez Meca sobre Nietzsche

313. «La democracia anula y establece como un delito la precisa característica que distingue a los humanos de otros animales: el ser, la conciencia. De esta anulación no está exento el príncipe cuando cohabita con o se vale de ella». J. M. Mora

314. «Ni el demócrata es necesariamente bueno por ser demócrata ni el dictador es necesariamente tirano por ser dictador». J. M. Mora

315. «La democracia es el desierto, la muerte, la nada». J. M. Mora

316. «Nietzsche no mató a Dios, constató que lo habíamos matado y no se alegraba de ello sino que lo encontraba desolador». Jorge Eduardo Rivera

317. «Heidegger no remata a Dios, espera que Dios vuelva, es decir, espera con ilusión que la humanidad esté preparada para aceptar a Dios». Jorge Eduardo Rivera

318. «La mitad de los estadounidenses nunca leyó un periódico. La mitad nunca votó para el presidente. Se espera que sea la misma mitad». Gore Vidal

319. «Nunca se miente tanto como antes de las elecciones, durante una guerra y después de una cacería». Otto Von Bismarck

320. «Salchichas y política, mejor no saber cómo se hace». Winston Churchill

321. «La democracia es el sistema para el cual lo justo y lo injusto, lo racional y lo absurdo, lo humano y lo bestial, se determina no por la naturaleza de las cosas sino por un proceso electoral». Nicolás Gómez Dávila

322. «No sentir la putrefacción del mundo moderno es indicio de contagio». Nicolás Gómez Dávila

323. «Platón quería que gobernasen los filósofos; no pidamos tanto, reduzcamos al mínimun nuestro deseo, pidamos que no nos gobiernen analfabetos». José Ortega y Gasset

324. «Hay un culto a la ignorancia en los Estados Unidos, y siempre ha existido. La cepa de anti intelectualismo ha sido un hilo conductor que serpentea a través de nuestra vida política y cultural, alimentado por la falsa noción de que la democracia significa que mi ignorancia es tan buena como tu conocimiento». Isaac Asimov

325. «Lo malo de la democracia es que basta una mayoría para que se considere que todos están de acuerdo y no es así…» Anónimo

326. «La democracia se ha convertido en un instrumento de dominio del poder económico y no tiene ninguna capacidad de controlar los abusos de este poder». José Saramago

327. «¿Por qué no volvemos a los clásicos y aceptamos que la democracia no es viable en territorios extensos con sociedades complejas?». Josep M. Colomer

328. «La democracia es una utopía burguesa para mantenerte dormido y alienado, viviendo la ilusión de que tu opinión importa». Anónimo

329. «La democracia es un teatro donde el partido que manda hace de malo y la oposición de bueno, hasta que toma el poder y pasan a ser los malos y los malos a ser los buenos. Así no nos damos cuenta que en realidad ambos son unos dictadores enmascarados». Anónimo

330. «Es más fácil engañar a la gente, que convencerlos de que han sido engañados…» Mark Twain

331. «Con humanidad y democracia nunca han sido liberados los pueblos». Adolf Hitler

332. «La Carta Democrática la pueden poner en un tubito bien fino y darle mejor uso, señor Almagro. Métasela por donde le quepa, a Venezuela se le respeta». Nicolás Maduro

333. «El liderazgo es la capacidad de traducir una visión en realidad». Warren Bennins

334. «La dictadura surge naturalmente de la democracia, y la forma más agravada de la tiranía y la esclavitud de la libertad más extrema». Platón

335. «La democracia está sobrevalorada? Anónimo

336. «La tiranía de un príncipe en una oligarquía no es tan peligrosa para el bienestar público como la apatía de un ciudadano en una democracia». Charles de Montesquieu

337. «La monarquía degenera en tiranía, la aristocracia en oligarquía y la democracia en violencia y anarquía». Polibio

338. «La propaganda es a una democracia lo que la coerción a un estado totalitario». Noam Chomsky

339. «Cabe recordar que nuestro primer contacto con la democracia fue elegir delegado de clase al más tonto por las risas». Anónimo

340. «Los que abandonan la tradición de la verdad no escapan hacia algo llamado libertad. Solo escapan hacia otra cosa que llamamos moda». Gilbert Keith Chesterton

341. «[…] os diré que la causa es la generalidad de la gente que me disgusta, el vulgo que odio, la muchedumbre que no me agrada…». Giordano Bruno

342. «No te dejes arrastrar al mal por la muchedumbre; en las causas no respondas porque así responden otros, falseando la justicia;». Ley de Moisés, (Ex. 23, 2)

343. «La democracia también cercena la libertad de expresión». Luís María Anson

344. «Estamos en medio de lo que pretende ser una reordenación minuciosa del mundo por parte de los Estados más poderosos. Las guerras de Irak y Afganistán no son más que una parte de un esfuerzo supuestamente universal para crear un orden mundial mediante la difusión de la democracia». Eric J. Hobsbawm

345. «La difusión mundial de la democracia no es solo una idea quijotesca; es peligrosa. La retórica en la que se enmarca esta cruzada implica que el sistema es aplicable en una versión normalizada (occidental), que puede triunfar en todas partes, que puede remediar los dilemas transnacionales de hoy y que puede engendrar paz en vez de sembrar desorden. No es así». Eric J. Hobsbawn

346. «Si la guerra de Irak hubiera dependido del consentimiento, libremente expresado, de la comunidad mundial, no se habría producido». Eric J. Hobsbawn

347. «La democracia es popular por algo. En 1647, los niveladores ingleses difundieron la seductora idea de que "todo gobierno lo es con el libre consentimiento del pueblo". Querían decir votos para todos.». Eric J. Hobsbawn

348. «Por supuesto, el sufragio universal no garantiza ningún resultado político determinado, y las elecciones no pueden ni siquiera asegurar su propia supervivencia; piénsese en la República de Weimar». Eric J. Hobsbawn

349. «Democracia significa "revolución organizada", sus consecuencias son desorden, muerte, robo, abuso de poder, esclavitud y degradación». J. M. Mora

350. «[La Democracia] es un término que depende de lo que llamaré la opinión autoritaria. Está prohibido en cierto modo no ser demócrata. Más exactamente: se da por descontado que la humanidad aspira a la democracia, y toda subjetividad de la que pueda suponerse que no es demócrata se considera patológica. En el mejor de los casos, ella merece una paciente reeducación; en el peor apela al derecho de injerencia de los legionarios y paracaidistas demócratas». Alain Badiou

351. «Así, inscripta en la opinión y en el consenso, la democracia atrae necesariamente la sospecha crítica del filósofo, puesto que, desde Platón, la filosofía está en ruptura con la opinión, obligada a examinar todo aquello que espontáneamente se considera como normal. Si democracia designa supuestamente un "estado normal" de la organización colectiva o de la voluntad política, entonces el filósofo pretenderá que se examine la norma de esta normalidad. No admitirá ningún funcionamiento del término en el marco de una opinión autoritaria. Para el filósofo, todo lo que es consensual es sospechoso». Alain Badiou

352. «¿Es cierto que todos y cada uno de los miembros de la humanidad deseamos vivir en democracia? Las evidencias fácticas demuestran lo contrario, no faltan ejemplos históricos en los que se ha optado por adoptar otros sistemas políticos, distintos de la democracia; tal es el caso de la revolución rusa, en que "el pueblo" ruso se alzó contra la política de los zares, instalando el comunismo como única opción política». María Mut Bosque

353. «En definitiva, la democracia es una opción política y en consecuencia, ésta podría ser objeto de imposición sobre aquellos individuos que no desean este tipo de sistema». María Mut Bosque

354. «Desde una perspectiva histórica, podemos señalar que no es cierto que la democracia haya sido el único sistema político anhelado por la humanidad». María Mut Bosque

355. «[…] las minorías no tienen sitio cuando la mayoría tiene donde apoyarse […]». Nicolás Maquiavelo

356. «Hemos concluido que la imposición era posible, y ésta podía ser de dos tipos, convirtiendo la democracia en un concepto paradójico. Las dos tipologías de imposición engloban: la imposición de las decisiones de la mayoría a la minoría y la imposición ab initio». María Mut Bosque

357. «[Primavera Árabe] La desestabilización a través de las redes sociales se hizo por un lado, pero otra cosa son las operaciones militares. Y el que derribó a Gadafi no fue un Twitter. El que derribó a Gadafi fue un avión francés». Antonio Bar

358. «No podemos imponer una democracia a quien no la quiere». Antonio Bar

359. «EE UU quiere imponer la democracia en contra del pueblo». Alejandro Mendoza

360. «El hecho histórico es que los más pobres se subordinaron al poder de los patricios, mientras los pequeños propietarios de la tierra lucharon por imponer un poder popular». Joaquín Miras Albarrán

361. «[Arthur Rosenberg: "Democracia y Socialismo"] Como indica su título, el libro trata sobre la relación histórica del movimiento socialista con la democracia e intenta demostrar que desde los tiempos de Marx y Engels el socialismo se había insertado en la tradición de la democracia revolucionaria». Andreu Espasa

362. [Arthur Rosenberg]«En un principio, como se puede observar en el último capítulo del "Manifiesto Comunista", Marx y Engels situaban el comunismo como una rama del movimiento democrático. Si se autodefinían como comunistas y demócratas es porque entendían que el objetivo de socializar la propiedad de los medios de producción sólo se conseguiría como resultado de una gran revolución democrática, que diera al proletariado el dominio político que le correspondía por su gran fuerza numérica y su misión histórica específica». Andreu Espasa

363. «[Herman Melville: poder y amor entre hombres] La sociedad estadounidense tenía para Whitman la obligación de convertirse en un experimento pionero de sociedad abierta a la homosexualidad y a a la auténtica democracia social. O quizás en alcanzar la auténtica democracia a través de, por supuesto, entre muchos otros cambios sociales, la homosexualidad y del amor entre hombres, Herman Melville:

»Porque era sobre todo en Amércia que la homosexualidad debería encontrar su expresión, ya que la homosexualidad estaba implícita en toda la historia de la experiencia estadounidense; como lo expresó en el manuscrito, "creo que el significado principal de América se encuentra en un nuevo ideal de amistad varonil, más ardiente, más general". Esto se convirtió, en el texto de 1860, en "una excelente amistad, exaltación, previamente desconocido". El destino profético de América debía realizarse mediante el establecimiento del "nuevo ideal"; dado que la homosexualidad es universal, Estados Unidos volvería a convertirse en un faro para el mundo. Whitman escribía en Democratic Vistas: "Digo que la democracia deduce tan amorosa camaradería, como su gemelo o contraparte más inevitable, sin la cual será incompleta, en vano, e incapaz de perpetuarse. Whitman parece haber creído, como Melville en Typee, que la heterosexualidad era la expresión sexual del capitalismo y de una sociedad basada en la propiedad. La homosexualidad era para él la expresión sexual de la comunidad, y seguiría necesariamente en una verdadera sociedad socialista. (Homosexual 83-84)». Rodrigo Andrés González

364. «Henry David Thoreau (1817-1862) ha pasado a la historia de la literatura norteamericana como uno de los pensadores trascendentalistas más preocupados por la igualdad social. Curiosamente, su voluntad democratizadora está asociada al interés por el amor entre hombres, aunque el interés esté lógicamente velado». Rodrigo Andrés González

365. «[Melville y Whitman] Tanto en el caso de uno y otro, la celebración del amor entre hombres es la base para su programa de cambio social, explícito a lo largo de numerosas novelas en el caso de Melville y explícito en "Passage to India" o en "Democratic Vistas" y en muchos otros poemas en el caso de Whitman». Rodrigo Andrés González

366. «[Arthur Rosenberg] Del mismo modo que el éxito del socialismo era inconcebible sin su medio principal, es decir, sin la conquista del poder por parte del proletariado a través de la revolución democrática. La teoría política de Marx y Engels, pues, no se puede entender sin tener en cuenta su relación con el movimiento democrático de masas». Andreu Espasa

367. «En el año 1944, los Aliados estaban preparando el desembargo en Normandía y entre los objetivos de los aviones aliados había un puesto de mando del ejército alemán que intentaban destruir para facilitar el desembargo. Los aviones americanos no consiguieron destruir este puesto, lo único que lograron fue estropear el tejado de ese puesto alemán. Lo que los aviadores americanos no sabían es que estaban intentando destruir la casa de Alexis de Tocqueville; y lo que tampoco podían saber es que ese tejado y el jardín se habían arreglado y se habían plantado gracias a los derechos de autor de "La democracia en América"». Eduardo Nolla

368. «Esos aviadores americanos, que habían bombardeado la casa de Tocqueville llevaban en sus bolsillos un pequeño libro editado en EE. UU. en el que explicaban mediante citas del autor Alexis de Tocqueville, ¿qué era la democracia?». Eduardo Nolla

369. «El peor sistema político posible y del que es más difícil salir es aquel en el que la Igualdad se pone por encima de la Libertad, desafortunadamente ese es el modelo que se está imponiendo. Será una democracia de nombre, pero una democracia sin libertad». Alexis de Tocqueville

370. «La Tiranía de las Mayorías —lo políticamente correcto—: nadie se atreve a contradecir la opinión pública y así parece que todo el mundo está de acuerdo». Alexis de Tocqueville

371. «El mago hizo un gesto y desapareció el hambre, hizo otro gesto y desapareció la injusticia, hizo otro gesto y se acabó la guerra. El político hizo un gesto y desapareció el mago». Woody Allen

372. «En política lo importante no es tener razón, sino que se la den a uno». Konrad Adenauer

373. «La democracia es una broma griega». Carlos I de Inglaterra

374. «Un buen político es aquel que, tras haber sido comprado, sigue siendo comprable». Winston Churchill

375. «He llegado a la conclusión de que la política es una cosa demasiado seria para dejarla en manos de los políticos». Charles de Gaulle

376. «Democracia es el nombre que se le da al pueblo siempre que se le necesita». Marqués de Flers

377. «Bajo el capitalismo el hombre explota al hombre, bajo el comunismo es justo al contrario». John Kenneth Galbraith

378. «Un político hará cualquier cosa por conservar su puesto. Incluso se convertirá en un patriota». William Randolph Hearst

379. «Los políticos son iguales en todas partes. Prometen construir un puente incluso donde no hay río». Nikita Kruschev

380. «Todas las madres quieren que sus hijos crezcan y se hagan presidentes, pero no quieren que mientras tanto se conviertan en políticos». John F. Kennedy

381. «Las promesas que hicieron ayer los políticos son los impuestos de hoy». William L. Mackenzie King

382. «El Congreso es tan extraño. Un hombre se pone a hablar y no dice nada. Nadie le escucha… y después todo el mundo está en desacuerdo». Boris Marshalov

383. «La visión gubernamental de la economía puede resumirse en unas cortas frases: si se mueve, póngasele un impuesto. Si se sigue moviemdo, regúlese, y si no se mueve más, otórguesele un subsidio». Ronald Reagan

384. «La política es el arte de disfrazar de interés general el interés particular». Edmond Thiaudiére

385. «La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados». Groucho Marx

386. «En política sucede como en las matemáticas: todo lo que no es totalmente correcto, está mal». Edward Moore Kennedy

387. «La política es el arte de impedir que la gente se meta en lo que sí le importa» Marco Aurelio Almazán

388. «Se puede engañar a parte del pueblo parte del tiempo, pero no se puede engañar a todo el pueblo todo el tiempo». Abraham Lincoln

389. «La vocación del político de carrera es hacer de cada solución un problema». Woody Allen

390. «La política es el arte de servirse de los hombres haciéndoles creer que se les sirve a ellos». Louis Dumur

391. «Vota a aquel que prometa menos. Será el que menos te decepcione». Bernard M. Baruch

392. «La política es quizá la única profesión para la que no se considera necesaria ninguna preparación». Robert Louis Stevenson

393. «El político debe ser capaz de predecir lo que va a pasar mañana, el mes próximo y el año que viene; y de explicar después por qué fue que no ocurrió lo que el predijo». Winston Churchill

394. «Yo nunca voto por alguien, siempre voto en contra». Fields

395. «Un político honesto es uno que cuando le compran permanece comprado». Simón Cameron

396. «Lector, suponga que fuera usted idiota y suponga que fuera un miembro del congreso; pero me estoy repitiendo». Mark Twain

397. «Todos los partidos políticos mueren al final por haberse tragado sus propias mentiras». J. Arbuthnot

398. «Un político es cualquier ciudadano que tenga la suficiente influencia para conseguirle a su anciana madre un trabajo como criada por horas en el ayuntamiento». Mencken

399. «Ser humorista es fácil cuando tienes a todo el gobierno trabajando para ti». W. Rogers

400. «Un comité es un grupo de personas que individualmente no pueden hacer nada, pero que juntos deciden que no pueden hacer nada». Fred Allen

401. «Un comité es un grupo de maldispuestos, elegidos de entre los ineptos, para hacer lo innecesario». R. Harckness

402. «La función del socialismo es llevar el sufrimiento a un nivel más alto». Norman Mailer

403. «A fuerza de conceder derechos a todo el mundo, la democracia es el régimen que mata con mayor seguridad la bondad». Albert Guinon

404. «Cuando era joven había decidido ser pianista en un burdel o político profesional. A decir verdad, no hay mucha diferencia». Harry S. Truman

405. «Cuando no se elige al más animal de todos, parece que no es realmente democracia». Albert Guinon

406. «Cuanto más siniestros son los designios de un político, más estentórea se hace la nobleza de su lenguaje». Aldous Huxley

407. «El mundo está harto de estadistas a quienes la democracia ha degradado convirtiéndolos en políticos». Benjamín Disraeli

408. «El político piensa en la próxima elección; el estadista, en la próxima generación». Otto Von Bismarck

409. «En la aritmética política, dos y dos no son jamás cuatro». Francisco Romero Robledo

410. «En política el vencedor es quien tiene la razón». Alphonse Karr

411. «La mejor política es hacer creer a los hombres que son libres». Napoleón

412. «La oposición cuida siempre de pedir lo que está segura de no obtener, porque si lo obtuviese dejaría de ser oposición». Alphonse Karr

413. «La política es una casa de putas en la que las pupilas son bastante feas». Napoleón

414. «La política saca a flote lo peor del ser humano». Mario Vargas Llosa

415. «Las coaliciones son siempre muy pujantes para derribar, pero son siempre impotentes para crear». Emilio Castelar

416. «Los científicos se esfuerzan por hacer posible lo imposible. Los políticos, por hacer lo posible imposible». Bertrand Russell

417. «Los diplomáticos son personas a las que no les gusta decir lo que piensan. A los políticos no les gusta pensar lo que dicen». Peter Ustinov

418. «No hay más alianzas que las que trazan los intereses, ni las habrá jamás». Antonio Cánovas del Castillo

419. «Política es el arte de obtener dinero de los ricos y votos de los pobres, con el fin de proteger a los unos de los otros». Noel Clarasó

420. «Quien hace política pacta con los poderes diabólicos que acechan a todo poder». Max Weber

421. «Si en la república de las plantas existiera el sufragio universal, las ortigas desterrarían a las rosas y a los lirios». Jean-Lucien Arreat

422. «Si un partido político se atribuye el mérito de la lluvia, no debe extrañarse de que sus adversarios lo hagan culpable de la sequía». Dwight W. Morrow

423. «Un partido es la locura de muchos en beneficio de unos pocos». Alexander Pope

424. «Yo no soy político. Además, el resto de mis costumbres son todas honradas». Artemus Ward

425. «La democracia sustituye el nombramiento hecho por una minoría corrompida, por la elección hecha merced a una mayoría incompetente». George Bernard Shaw

426. «Las democracias observan más cuidadosamente las manos que las mentes de quienes las gobiernan». Alphonse de Lamartine

427. «Al poder, sea cual sea el partido que lo ostente, le interesa que los conflictos se perpetúen, porque si se resolvieran, se tendrían que poner a trabajar en serio». Eduardo Mendoza

428. «Lo peor de la política es ver a pobres votando a ricos para que los saquen de la pobreza». Anónimo

429. «Lo peor de parte de una sociedad manipulada por la política, es ver a pobres defendiendo a ricos culpables de su pobreza». Paulo Coelho

430. «Los políticos son la manifestación pública, el síntoma de una enfermedad que somos nosotros». Arturo Pérez Reverte

431. «Entre un gobierno que lo hace mal y un pueblo que lo consiente, hay una cierta complicidad vergonzosa». Víctor Hugo

432. «Nadie puede adoptar la política como profesión y seguir siendo honrado». Louis McHenry Howe

433. «Bien analizada, la libertad política es una fábula imaginada por los Gobiernos para adormecer a sus gobernados». Napoleón I

434. «La política es el paraíso de los charlatanes». George Bernard Shaw

435. «La mejor virtud de un político es que sabe mentir sin ponerse colorado». Anónimo

436. «Los grandes espíritus siempre han encontrado una violenta oposición de parte de mentes mediocres». Albert Einstein

437. «La ley solo existe para los pobres; los ricos y los poderosos la desobedecen cuando quieren, y lo hacen sin recibir castigo porque no hay juez en el mundo que no pueda comprarse con dinero». Marqués de Sade

438. «Si el pueblo permite un día que los bancos privados controlen su moneda, los bancos y las instituciones que florecerán en torno a los bancos, privarán a la gente de toda posesión, primero por medio de la inflación, enseguida por la recesión, hasta el día que sus hijos se despertarán sin casa y sin techo, sobre la tierra que sus padres conquistaron». Thomas Jefferson

439. «Aquellos que tienen el privilegio de saber, tienen la obligación de actuar». Albert Einstein

440. «La soberbia es una discapacidad que suele afectar a pobres infelices mortales, que se encuentran de golpe con una miserable cuota de poder». José de San Martín

441. «Es hora de aullar, porque si nos dejamos llevar por los poderes que nos gobiernan, y no hacemos nada por contrarrestarlos, se puede decir que nos merecemos lo que tenemos». José Saramago

442. «En cuanto alguien comprende que obedecer leyes injustas es contrario a su dignidad como hombre, ninguna tiranía puede dominarle». Gandhi

443. «Si no estás prevenido ante los medios de comunicación, te harán amar al opresor y odiar al oprimido». Malcom X

444. «Para mí, la política no es más que la búsqueda del poder privado por parte de determinados individuos. Pueden disfrazarlo con cualquier ideología, ponerlo en los términos de las estupideces románticas o filosóficas que quieran, pero en esencia es una búsqueda privada del poder». Jim Morrison

445. «Haga como yo, no se meta en política». Francisco Franco

446. «En la política nada sucede por accidente. Si sucede, usted puede apostar a que se planeó». Franklin Delano Roosevelt

447. «En política, compartir los odios es la base de la amistad». Alexis de Tocqueville

448. «Puede que parezca un idiota y hable como un idiota, pero no deje que eso le engañe. Realmente es un idiota». Groucho Marx

449. «Los que menos tienen sufren cada día más en esta babilonia política». Resistencia Suburbana

450. «A los políticos y a los pañales hay que cambiarlos seguido… y por las mismas razones». George Bernard Shaw

451. «[…] y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres». Juan 8:32

452. «Un hombre con un alma grande debería tener más en cuenta lo que un hombre virtuoso piensa, que lo que piensa mucha gente corriente». Aristóteles

453. «No conozco mayor enemigo del hombre que el que es amigo de todo el mundo». Jean Jacques Rousseau

454. «Todos los cerebros del mundo son impotentes contra cualquier estupidez que esté de moda». Jean de la Fontaine

455. «Contra la estupidez, hasta los dioses luchan en vano». Johann Wolfgang Goethe

456. «En materia de partidos políticos, que el perro coma al cerdo o que el cerdo coma al perro me tiene por completo sin cuidado». Henrik Johan Ibsen

457. «Cuando un político muere, mucha gente acude a su entierro. Pero lo hacen para estar completamente seguros de que se encuentra de verdad bajo  tierra». Georges Clemenceau

458. «Cuando la lucha entre facciones es intensa, el político se interesa, no por todo el pueblo, sino por el sector a que él pertenece. Los demás son, a su juicio, extranjeros, enemigos, incluso piratas». Thomas Macaulay

459. «En otras palabras, defender la democracia implica destruir la independencia de pensamiento». George Orwell

460. «La democracia es la sospechosa de que más de la mitad de la gente tiene razón más de la mitad de las veces». Elwyin Brooks White

461. «Si hay que elegir entre sacrificar la economía o la democracia, hay que sacrificar la democracia». Carlos Fernández Liria

462. «El ser humano es individualmente inteligente y colectivamente necio». Anónimo

463. «Atenas representa el paradigma de la democracia actual. Pero no podemos olvidar que la ciudad ateniense, como las democracias modernas, sólo podía funcionar con un 60% de la población esclavizada». Javier Barraycoa

464. «La libertad sin verdad es un intento de justificación del dominio del más fuerte sobre los débiles». Manuel Ocampo Ponce

465. «Lo que confiere autoridad a una persona es su adecuación con la verdad». Manuel Ocampo Ponce

466. «Urge superar los trasnochados sistemas liberal y marxista que han dejado a tres cuartas partes de la humanidad en la pobreza». Manuel Ocampo Ponce

467. «No hay nada más dogmático, más excluyente, más autoritario y más discriminatorio que las democracias actuales». Manuel Ocampo Ponce

468. «Silogismo: si la democracia es el gobierno de la mayoría y la mayoría es ignorante y pervertida. ¿Quien nos va a gobernar?». Manuel Ocampo Ponce

469. «Las erráticas democracias socialista y liberal son generadoras de pobreza y subdesarrollo material de muchos y de grandes daños morales». Manuel Ocampo Ponce

470. «Uno de los errores sobre los que se intenta sostener la democracia actual es la teoría del contrato social». Manuel Ocampo Ponce

471. «La democracia está demostrando ser el gobierno de los más perversos que han podrido al mundo y lo han dejado en la miseria moral y material». Manuel Ocampo Ponce

472. «La democracia se consolidó en la Grecia Arcaica y para la Época Clásica había fracasado porque las mayorías no eran siempre los mejores para gobernar». Manuel Ocampo Ponce

473. «Para lo que sirven los referéndums y las elecciones es para dividir a la sociedad y tomar decisiones irracionales». David Van Reybrouck

474. «La democracia ha llegado a su límite. Hay fórmulas mejores» David Van Reybrouck

475. «Con la democracia ocurre algo curioso: todo el mundo la desea, pero no hay nadie que crea en ella». David Van Reybrouck

476. «La ignorancia no discierne, busca un tributo y toma un tirano. La miseria no delibera, se vende. Alejar el sufragio de manos de la ignorancia y de la indigencia es asegurar la pureza y acierto de su ejercicio. Algunos dirán que es antidemocrático pero la democracia, tal como ha sido ejercida hasta ahora nos ha llevado a este triste destino». Juan Bautista Alberdi

477. «Para EEUU todo aquel que se oponga a su genocidio imperialista para los billonarios de siempre es o terrorista o antidemocrático o dictador». Pablo Hasél

478. «Los pactos políticos entre facciones adversas son siempre de mala fe, aunque sean convenientes». John William Cooke

479. «Todo está perdido cuando los malos sirven de ejemplo y los buenos de burla». Demócrates

480. «Los hijos de los antiguos alumnos de las Universidades de la Ivy League tienen entre dos y tres veces más probabilidades de ser admitidos en Harvard, Yale y Princeton que los que no lo son. EEUU es la única democracia occidental donde sus principales universidades dan esa preferencia. Y esa tendencia ya existe en la escuela». Edward Luce, Financial Times

481. «Nueve de cada 10 nuevos empleados de Goldman Sachs son antiguos becarios sin sueldo. Sólo los ricos tienen el dinero suficiente para que sus hijos pasen el verano en Nueva York trabajando sin cobrar». Edward Luce, Financial Times

482. «La confianza en el Gobierno de EEUU ha pasado del 77% en 1958 al 19% en 2015». The Economist

483. «El estado de la democracia en Estados Unidos, en pocas palabras, no es muy bueno. La lista de problemas de la democracia estadounidense es larga: las encuestas públicas de opinión muestran que los ciudadanos desconfían más de su gobierno en la actualidad que en cualquier momento desde la guerra de Vietnam y el Watergate». Steve Jarding

484. «En EEUU, solo uno de cada dos electores hábiles se preocupa por registrarse para votar y, de todos aquellos que se registran, solo uno de cada dos vota habitualmente. Esto significa que tres de cada cuatro electores hábiles en Estados Unidos no participan en sus elecciones democráticas». Steve Jarding

485. «En EEUU, en las elecciones presidenciales, la participación no suele llegar ni al 60%; en el resto de elecciones locales y consultas queda a menudo por debajo del 20%». Juan Luis Sánchez, el diario.es, New York

486. «EEUU es uno de los países de la OCDE donde la afluencia de votantes es más baja. En las primeras elecciones de Obama, las del "Yes we can", las de la ilusión para comunidades y generaciones enteras, votó solo el 57% de los ciudadanos que podían hacerlo; en las de 2012, bajó hasta el 53,6%, en las de 2016 votó el 55,4%». Juan Luis Sánchez, el diario.es, New York

487. «Lo cierto es que Estados Unidos, que pregona los valores del poder individual como fuente de democracia, tiene un problema con el nivel de participación en las elecciones».  Juan Luis Sánchez, el diario.es, New York

488. «Estados Unidos posee una de las tasas más bajas de participación electoral siendo cercana al 50% durante las últimas tres décadas, sólo superada por Suiza y Polonia». Datos estadísticos

489. «Vota y trabaja, vota y no cuestiones el sistema, vota y obedece, vota y consume, vota y mira la televisión, vota y no te preocupes, vota y no pienses, vota y no cuestiones la autoridad». Anónimo

490. «La democracia no se trata de la votación, sino del recuento de votos». Tom Stoppard

491. «Hablar de la democracia y callar al pueblo es una farsa. Hablar de humanismo y negar a los hombres es una mentira». Ovidio

492. «Siempre he sabido que la democracia llevaría a esto». J.K. Toole

493. «Bestias de Inglaterra». George Orwell, Rebelión en la Granja

494. «La práctica de la democracia es una secuela de la esclavitud por cuanto supone el derecho que unos hombres se arrogan de elegir a otros, aún cuando se trate para el más alto privilegio». J. M. Mora

495. «Dos veces ha brotado la forma democrática a lo largo de la Historia: la primera en la antigua Grecia, la segunda en Estados Unidos. En ambos casos se trataba de sociedades esclavistas». J. M. Mora

496. «Todos los animales son iguales, pero algunos animales son más iguales que otros». George Orwell

497. «Por estas causas fueron en aquel tiempo turbados los estados y gobiernos de las ciudades de Grecia con sediciones y discordias civiles, pues sabido que en un lugar se había hecho alguna demasía o insolencia por unos, otros se disponían a otra mucho peor, o por hacer alguna cosa de nuevo, o por mostrarse más diligentes e ingeniosos que los primeros, o más osados y atrevidos para vengarse, y todos estos males se excusaban nombrándolos con nuevos e impropios nombres, porque a la temeridad y osadía llamaban magnanimidad y esfuerzo, de manera que los temerarios y atrevidos eran tenidos por amigos y por defensores de los amigos; a la tardanza y madurez llamaban temor honesto, y a la templanza, modestia, cobardía y pusilanimidad encubierta; la ira e indignación arrebatada, nombrábanla osadía varonil; la consulta, prudencia y consejo, pereza y flojedad. El se mostraba más furioso y arrebatado para emprender la cosa, era tenido por más fiel amigo, y el que la contradecía por sospechoso. El que llevaba a ejecución sus tramas y asechanzas, era reputado por sabio y astuto, y mucho más aquel que prevenía las de su amigo, o conseguía que ninguno se apartase de su bando ni tuviese temor a los contrarios. Finalmente, el más dispuesto para hacer daño a otro era muy elogiado, y mucho más el que para hacerlo inducía a otro que no pensaba en tal cosa.
Esta formación de bandos era mayor entre extraños que entre parientes y deudos, porque aquéllos estaban más dispuestos a cualquier empresa sin excusa alguna, y porque estas juntas y concejos no se hacían por la autoridad de las leyes ni por el bien de la república, sino por codicia y contra todo derecho y razón. La fe y lealtad que se guardaba entre ellos no era por ley divina y religión que tuviesen, sino por mantener este crimen en la república y tener compañeros de sus delitos. Si alguno de bando contrario decía una razón buena, no la querían aceptar como tal, ni como de ánimo noble y generoso, si no les parecía que redundaba en su provecho. Más querían vengarse que dejar de ser ultrajados. Si hacían algún concierto con juramento solemne, duraba hasta tanto que una de las partes fuese más poderosa que la otra; pero la primera ocasión la aprovechaba por ser la más segura y porque le parecía gran prudencia vencer al otro por astucia y malicia, y también porque es cosa cierta que antes los malos (cuyo número es infinito) son llamados industriosos que los inocentes y sencillos buenos, y comúnmente los hombres se afrentan de ser tenidos por simples e inocentes, y se glorifican de que les llamen malos y atrevidos.
Todo esto nace de la codicia de honras, que enciende el fuego de las parcialidades, porque los que eran cabeza de bandos en las ciudades daban color honesto a su partido; los que favorecían al común, que llaman democracia, defendían que todos fuesen iguales en la república, y los del partido de los grandes, que llaman aristocracia, decían que era justo que los más buenos y principales rigiesen y fuesen preferidos a los menores. Cada cual, pues, contendía por favorecer a la república de palabra, mas en la obra todo el fin de su debate y contienda era inventar unos males contra otros, por fuerza o por manera de venganza y castigo, no mirando al bien común ni a la justicia, sino al deleite y placer de ver los unos el mal de los otros, ora fuesen injustamente condenados, ora violentamente oprimidos». Tucídides, Guerra del Peloponeso

498. «LA GUERRA ES LA PAZ, LA LIBERTAD ES LA ESCLAVITUD, LA IGNORANCIA ES LA FUERZA». George Orwell, 1984

499. «[…] En ellos estaban instalados los cuatro Ministerios entre los cuales se dividía todo el sistema gubernamental. El Ministerio de la Verdad, que se dedicaba a las noticias, a los espectáculos, la educación y las bellas artes. El Ministerio de la Paz, para los asuntos de guerra. El Ministerio del Amor, encargado de mantener la ley y el orden. Y el Ministerio de la Abundancia, al que correspondían los asuntos económicos. Sus nombres, en neolengua: Miniver, Minipax, Minimor y Minindantia». George Orwell, 1984

500. «El crimental (el crimen de la mente) no implica la muerte; el crimental es la muerte misma». George Orwell, 1984)

501. «Winston dejó caer los brazos de sus costados y volvió a llenar de aire sus pulmones. Su mente se deslizó por el laberíntico mundo del doblepensar. Saber y no saber, hallarse consciente de lo que es realmente verdad mientras se dicen mentiras cuidadosamente elaboradas, sostener simultáneamente dos opiniones sabiendo que son contradictorias y creer sin embargo en ambas; emplear la lógica contra la lógica, repudiar la moralidad mientras se recurre a ella, creer que la democracia es imposible y que el Partido es el guardián de la democracia; olvidar cuanto fuera necesario olvidar y, no obstante, recurrir a ello, volverlo a traer a la memoria en cuanto se necesitara y luego olvidarlo de nuevo; y, sobre todo, aplicar el mismo proceso al procedimiento mismo. Ésta era la más refinada sutileza del sistema: inducir conscientemente a la inconsciencia, y luego hacerse inconsciente para no reconocer que se había realizado un acto de autosugestión. Incluso comprender la palabra doblepensar implicaba el uso de doblepensar». George Orwell, 1984

502. «Y, después, algún cerebro privilegiado del Partido Interior elegiría esta o aquella versión, la redactaría definitivamente a su manera y pondría en movimiento el complejo proceso de confrontaciones necesarias. Luego, la mentira elegida pasaría a los registros permanentes y se convertiría en la verdad». George Orwell, 1984

503. «La libertad es poder decir libremente que dos y dos son cuatro. Si se concede esto, todo lo demás vendrá por sus pasos contados». George Orwell, 1984

504. «La ciencia genuina, hasta donde alcanza su verdadera doctrina, carece de profundidad. La profundidad es cosa de la sabiduría». Edmund Husserl

505. «Toda ontología, por rico que sea y bien remachado que esté el sistema de categorías de que disponga, resulta en el fondo ciega y una desviación de su mira más peculiar, si antes no ha aclarado suficientemente el sentido del ser, por no haber concebido el aclararlo como su problema fundamental». Martin Heidegger, El Ser y el Tiempo

506. «[…] Y en efecto, la democracia ateniense del siglo V a. c., entendida hoy día como modelo de democracia por historiadores y politólogos, mantuvo su esplendor a base de la guerra y la política imperialista sobre las demás ciudades de la Liga de Delos, hasta que Esparta (no menos democrática que Atenas, a juicio de Platón y Aristóteles), viendo que el dominio ateniense del Istmo de Corinto ahogaba las relaciones comerciales del resto, se levantó al frente de la Liga del Peloponeso y derrotó el poderío ateniense». José Manuel Rodríguez Pardo

507. «Tras la independencia y formación de los Estados Unidos, se forma un estado federal con un partido único, el Partido Demócrata-Republicano (democracia como gobierno popular, república como gobierno nacional, aristocrático, en el sentido señalado por Aristóteles y Montesquieu), cuya homogeneidad permitió la marcha hacia el Oeste según se establecía en el «Destino Manifiesto», donde la guerra de todo tipo (ya fuera contra tribus o contra terceros países, como España o Méjico), se convirtió en una necesidad para fortalecer la democracia estadounidense, aumentando así el territorio, la capa basal. José Manuel Rodríguez Pardo

508. «[…] Sin embargo, la Guerra de Secesión subsiguiente, provocada por el casus belli del ataque a Fuerte Sumter no fue tal, pues la Unión se mantuvo firme, y aquellos Estados Unidos iniciados con la independencia de las Trece Colonias menos de un siglo atrás, se convertirían en un Imperio Universal, demostrando que las relaciones entre Guerra y Democracia son tan intensas como puede haber entre cualquier forma de gobierno y el conflicto bélico». José Manuel Rodríguez Pardo

509. «En política, nada ocurre por casualidad. Cada vez que un acontecimiento surge se puede estar seguro que fue previsto para llevarse a cabo de esa manera». Franklin D. Roosevelt

510. «El mundo se divide en tres categorías de gentes: un muy pequeño número que produce acontecimientos, un grupo un poco más grande que asegura la ejecución y mira como acontecen, y por fin una amplia mayoría que no sabe nunca lo que ha ocurrido en realidad». Nicholas Murray Butler

511. «La democracia es una creencia religiosa, su Dios es El Pueblo, todo lo que se ejecute por vía democrática será aceptado por el Imperio; aún la locura más delirante». J. M. Mora

512. «La democracia es una muñeca matrioshka: la primera es el engaño, la segunda la idiotez, la tercera la imbecilidad, la cuarta la vesania, la quinta la esclavitud y la sexta es la muerte». J. M. Mora

513. «La guerra ha sido la forma de expansión del Imperio en las dos ocasiones en las que la democracia ha aparecido en la Historia: tanto en la Antigua Atenas como en EE. UU.». J. M. Mora

514. «Un Rojo habla de Internacionalización, un liberal de Globalización y suponen que es algo distinto». J. M. Mora

No hay comentarios:

Publicar un comentario